El legislador porteño Alejandro Bodart (Movimiento Socialisata de los Trabajadores) presentó un nuevo amparo en la Justicia local para frenar el aumento del subte hasta $4,50, tal como planea concretar el Gobierno de la Ciudad desde marzo.

El legislador porteño Alejandro Bodart (Movimiento Socialisata de los Trabajadores) presentó un nuevo amparo en la Justicia local para frenar el aumento del subte hasta $4,50, tal como planea concretar el Gobierno de la Ciudad desde marzo. El escrito recayó en el juzgado en lo Contencioso y Administrativo de la Ciudad 1, de Elena Liberatori, cuyos fallos dieron varios dolores de cabeza al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

En el escrito el legislador fundamenta que la Ciudad “no justifica de modo alguno la necesidad de un nuevo aumento”, después de que en noviembre la tarifa se incremente de $2,50 a $ 3,50. El legislador reconoce que por la ley 4.472, Macri puede disponer la suba de la tarifa si aumentan los costos generales más del 7%.

Pero en el escrito denuncia que la Ciudad quiere subir el boleto al argumentar que la tarifa técnica (sin subsidios) es de $7,47, la misma que presentó el año anterior cuando subió el subte a $3,50. “Si el costo de explotación es el mismo que en 2013, entonces ¿por qué aumenta la tarifa y los subsidios al subte un 40%?”, planteó. Además, el amparo cita el informe de la Auditoría General de la Ciudad que advirtió que la tarifa técnica oscila entre $4,89 y $5,16.

En el escrito, Bodart también apunta que “no existe entidad estadística pública o privada que haya estimado semejante nivel inflacionario (309% en dos años) para trasladar a la tarifa directa”, en respuesta al principal argumento de la Ciudad para el aumento.
A Macri, el amparo puede generarle problemas ya que ingresó al juzgado de Liberatori quien falló en contra de la Ciudad en varias ocasiones como en 2013 cuando ordenó que el gobierno porteño provea de agua y electricidad a un sector de la Villa 31. Desde el gobierno porteño confían en que no habrá trabas a la suba por que se da en sintonía con la suba de hasta el 66% en los colectivos que dispuso Nación.
Esta semana se define si el amparo queda en manos de Liberatori o pasa al juzgado de Pablo Mantaras quien el año anterior emitió una cautelar, a raíz de un amparo de Bodart, que demoró por ocho meses el incremento de la tarifa a $3,50. Finalmente, en noviembre el magistrado avaló la suba pero aún no falló sobre la cuestión de fondo: si la tarifa técnica que presenta la Ciudad convalida el aumento. Bodart presentó un escrito la semana anterior para que el juez resuelva y se espera que lo haga antes de marzo, cuando regirá el nuevo aumento.
El juez asumió el año anterior y en su breve ejercicio adquirió protagonismo pero también se ganó enemigos internos. El Fiscal General de la Ciudad, Germán Garavano, a quien se vincula con el PRO, lo denunció por “presuntas irregularidades” después de que emitiera la cautelar que frenara el aumento. A fines de 2013, el Consejo de la Magistratura porteño desestimó la denuncia.
por Martín Torino

Comentarios