Nadie sabe la fecha exacta de apertura. Sin embargo bajo tierra continúan los preparativos para una "inauguración inminente".

Otra obra de la discordia resultó ser la línea A, con sus 4 estaciones en construcción, de las cuales 2 deberían haber ser abiertas al público a mediados del año 2007 según las versiones oficiales de entonces. Un año después de los anuncios, Puan y Carabobo continúan cerradas.

Sin embargo, la línea A no descansa. Si se sumara la cantidad de obras en ejecución por parte de Metrovías, del Gobierno Nacional y del Gobierno de la Ciudad en las distintas líneas, por lejos la línea A supera al resto de la red.

La Nación ejecuta el Plan de Renovación de la Línea A que consiste principalmente en la elevación de andenes, remodelación de estaciones, instalación de ascensores y escaleras mecánicas, colocación de sistemas de seguridad, hidrantes, mejora lumínica en túneles y estaciones, cambio de rieles, durmientes y catenaria, renovación de subestaciones eléctricas y modificación de la tensión de toda la línea e instalación del sistema de señalización ATP (Automatic Train Protection).

Asimismo, la Ciudad construye 4 nuevas estaciones luego de Primera Junta: Puan, Carabobo, Flores y Nazca. Los trabajos en Puan y Carabobo se encuentran finalizados, mientras que Flores y Nazca se encuentran próximas a iniciar la etapa arquitectónica de la obra.

Metrovías encara la migración de material rodante entre líneas D y A, renovando íntegramente coches Materfer para destinarlos como refuerzo de la flota de los coches Brugeoise que prestan servicio en la línea A desde 1913.

Pese a la magnitud de las obras en ejecución y a los reiterados anuncios fallidos, aún nada se sabe acerca de la finalización de los trabajos de renovación del trazado existente, ni mucho menos de la apertura de las estaciones Puan y Carabobo.


Estación Carabobo a fines de 2007.

Sin embargo, enelSubte.com pudo averiguar la situación de la legendaria línea. Ya se encuentra finalizada la colocación del sistema de señalización ATP de Alstom en todo su tendido. Si bien no está en funcionamiento dado que los centenarios trenes Brugeoise carecen del equipamiento necesario, el moderno sistema estaría listo para entrar en funciones cuando se lo requiera.

Asimismo, está próxima a finalizarse la etapa de remodelación de estaciones. Las cabeceras Plaza de Mayo y Primera Junta son las más atrasadas. En el caso de esta última, los accesos a la estación y a los andenes han sufrido algunas demoras adicionales producto de complicaciones en los trabajos.

Han sido contratados los empleados necesarios para el funcionamiento de las nuevas estaciones Puan y Carabobo, como así también continúa la capacitación de conductores para coches Materfer en la línea A.
La actual cabecera técnica de la línea A -también llamada puesto base– desde donde se controla el funcionamiento de la misma, será mudado en parte a la estación Carabobo, futura cabecera de la línea A hasta 2010, año en que Nazca abriría sus puertas.

De esta forma, maniobristas, señaleros, personal jerárquico y conductores serán mudados a la nueva estación, la cual contempla en sus instalaciones oficinas y salas preparadas para estas operaciones.

Próximos a finalizarse los trabajos de renovación, y casi listos los preparativos para la apertura de Puan y Carabobo, sólo resta ver inaugurados años de inversión y obras destinadas para los usuarios.

Comentarios