Nuevo revés judicial para Metrovías. Considerada responsable por la presencia de agua en una escalera, deberá indeminzar al usuario afectado.

La concesionaria Metrovías enfrenta una nueva resolución judicial donde, aunque indirectamente, se la responsabiliza por el insuficiente mantenimiento de la red a su cargo. Ahora deberá abonar $16.500 pesos en concepto de indemnización a un hombre que, bajando las escaleras de la estación Olleros de la línea D, se resbaló por un charco de agua fracturándose la rodilla. Según testigos la presencia de agua se debió a la obstrucción de una rejilla de desagüe, lo que el juez de primera instancia consideró evidencia de mal mantenimiento.

La sala F de la Cámara Civil responsabilizó a Metrovías por el hecho en un 50 por ciento al considerarla responsable de la existencia del charco, mientras que la otra parte correspondió a la tercerizada encargada del mantenimiento de la escalera. La indemnización total es de hecho de $33.000 pesos, de los cuales cada empresa deberá pagar la mitad. La Cámara también llamó la atención al usuario del Subte por su “comportamiento imprudente”, puesto que de haber usado el pasamano presumiblemente no hubiera sufrido la caída.

“No descendió tomado del pasamanos, y de haber advertido el piso con agua, si decidió avanzar por ahí, aunque ese día no fuera de lluvia, debió adoptar la precaución de usar el pasamanos”, señalaron los camaristas. Agregaron que “aunque para bajar no se tenga una visión global de toda la escalera y se vayan mirando los próximos escalones, no cabe duda de que la existencia de agua en el descanso es observable desde los escalones anteriores”.

Metrovías alegó que la escalera estaba en buen estado, según confirmaron los peritajes. El juez consideró secundaria la evaluación por haberse realizado con posterioridad al hecho. En este fallo, los camaristas Fernando Posse Saguier, Eduardo Zannoni y José Luis Galmarini dictaminaron que “lo determinante para responsabilizar a la demandada y a la sociedad citada como tercero se sustenta en la presencia de agua en un lugar destinado al tránsito de pasajeros del subterráneo”.

Comentarios