Postergan inauguración de las nuevas estaciones de las líneas A y B

Aducen falta de material rodante. Desde SBASE aclararon que para la B se usarán los recién comprados CAF serie 5000, y que a la A irán coches chinos comprados por el Gobierno nacional.

 La inauguración de las estaciones Flores y San Pedrito de la línea A, y de Echeverría y Juan Manuel de Rosas de la B, fue aplazada hasta el año próximo.  Así informó Subterráneos de Buenos Aires en las últimas horas tras aclarar que aún no se dispone del material rodante necesario para poder mantener la frecuencia y hacer frente a la mayor cantidad de pasajeros al alargarse los recorridos de ambas líneas.

En el caso de la línea B, el Gobierno porteño cerró la semana pasada un contrato de compra de 24 coches CAF serie 5000 al metro de Madrid.  Estas unidades, adquiridas a un costo toal de 13,2 millones de dólares, fueron fabricadas a fines de la década del 70 y están siendo retiradas paulatinamente del servicio en España.  Los trenes CAF llegarían a Buenos Aires en el mes de noviembre, y serán adaptados a los parámetros técnicos de la línea B durante el verano para poder prestar servicio a partir de marzo de 2012.  La adquisición de estos trenes había sido anunciada por SBASE el pasado 4 de marzo, por lo que llama la atención que el acuerdo comercial se haya firmado recién el pasado viernes.

Respecto a la línea A, SBASE indicó que esperará la llegada de la primera tanda de coches chinos CITIC adquirida por el Gobierno nacional.  Dado que difícilmente llegue a Buenos Aires en un solo envío la cantidad de trenes necesaria para renovar toda la flota de la A, cabe suponer que los trenes chinos serán compatibles con la tensión eléctrica y el sistema de señales utilizado por los históricos coches La Brugeoise, con los que necesariamente deberán compartir vías al menos por un tiempo.  Caso contrario, los coches chinos deberán intercambiarse por coches Materfer de la línea D, que sí pueden circular por la línea A tras unas pequeñas adaptaciones: de hecho, 20 unidades (cuatro trenes de cinco coches) de este tipo fueron incorporadas al servicio de la línea A desde fines de 2008 hasta la actualidad..  

Aún así, la demora para abrir las estaciones por falta de material rodante abre otros interrogantes.  La compra de los coches CAF por parte de SBASE había sido informada el pasado 4 de marzo y entonces restaba solamente la autorización del jefe de Gabinete porteño, Horario Rodríguez Larreta, para que se rubricara el contrato.  Esto aconteció recién el pasado viernes, sin que nadie explicara por qué el visto bueno de Larreta demoró tantos meses en llegar: de haberse concretado en marzo, los coches CAF podrían entrar en circulación en la fecha prometida originalmente.  En cuanto a la línea A, el propio jefe de Gobierno había aclarado, durante una visita a las estaciones en obra el pasado 10 de enero, que ya estaban en preparación unidades adicionales en el taller Polvorín.

 

Comentarios