Por las obras, la línea B perdió casi 10 millones de pasajeros en 2014

La línea B perdió durante 2014 un total de 9.362.194 pasajeros. La caída se debe al diagrama de servicios implementado el año pasado por las obras de instalación de catenaria rígida. El horario continúa restringido. 2014 fue un pésimo año para el Subte: llevó tantos pasajeros como en 2001 y menos que en 1998, con una red más chica.

Durante el año 2014 la línea B perdió un total de 9.362.194 pasajeros pagos, cifra que explicaría la caída de pasajeros transportados por el Subte en conjunto durante ese año, uno de los peores de los últimos 20, informó la empresa operadora Metrovías a este medio.

La pérdida de casi 10 millones de pasajeros durante el año pasado se explica primariamente por el restringido diagrama de servicios adoptado a fines de abril de 2014 para el polémico cambio de alimentación eléctrica (instalación de catenaria rígida), que se realizó con miras a la incorporación de los cuestionados coches CAF 6000, cuya primera formación entró en servicio —con ciertas restricciones debido al alto consumo eléctrico—semanas atrás.

El cronograma reducía las horas de servicio de la línea por una hora en la mañana (abriendo a las 6 en lugar de las 5) y una hora por la noche (cerrando a las 22 en lugar de las 23). No obstante, con el tiempo quedó demostrado que el recorte nocturno ascendía a casi dos horas en lugar de una, ya que el último servicio sale de Rosas a las 21 y de Alem a las 21:30.

Dicho horario continúa aún vigente para los días hábiles, habiéndose restituido en febrero el horario completo de los sábados (cerró a las 14 entre mayo de 2014 y enero de 2015) y en marzo el servicio de los domingos y feriados, días en los que permanecía cerrada.

Cabe recordar que la línea B también sufrió una variedad de interrupciones y afectaciones de distinta índole que le hicieron perder gran cantidad de horas de servicio al mes.

Comentarios