Playas subterráneas, lejos del subte

El Jefe de Gobierno Mauricio Macri anunció la construcción de 11 playas subterráneas para el estacionamiento de automóviles, aunque el proyecto contemplaba 13 playas.

Uno de los proyectos que involucraban activamente al subterráneo porteño era el Plan Integral de Transportes lanzado en épocas de Aníbal Ibarra ante el Poder Ejecutivo de la Ciudad, aunque pareció tomar mayor relevancia pública recién cuando Jorge Telerman asumió la Jefatura de Gobierno tras el derrocamiento legal del ex Fiscal del Juicio a las Juntas.

En dicho Plan Integral se contemplaba, entre otras cosas, la construcción de numerosas playas subterráneas de estacionamiento de automóviles.

Si bien las playas subterráneas forman parte de la ley 469 aprobada en agosto del año 2000 por la Legislatura porteña, luego fueron incorporadas al Plan como una parte importante del objetivo del mismo: solucionar los problemas del tránsito y mejorar el transporte público.

Dicha ley contempla la construcción de unas 13 playas ubicadas en puntos estratégicos de la Ciudad, siendo la mayoría emplazadas bajo plazas y parques.

Tres de ellas son, sin duda, las más importantes del plan: las más cercanas a tres centros de trasbordo donde el subte tiene una participación fundamental.

Las playas denominadas “Plaza de los Virreyes”, “Parque Los Andes” y “Plaza Noruega” son las más cercanas a estaciones de subte de importancia: Virreyes de la línea E, Lacroze de la línea B y Juramento de la línea D respectivamente.

Estas tres playas subterráneas se convertirían, entonces, en factores importantes para esos tres centros de trasbordo de gran afluencia de pasajeros en la Ciudad, y se convertirían en una especie de “Park & Ride”, sistema presente en varios puntos del mundo.

Dicho sistema consiste en estacionar el coche en un gran garage y continuar el trayecto en Metro. Aquí en Buenos Aires no existe ningún tipo de combinación entre cocheras y transportes públicos, ni mucho menos la combinación del modo de pago entre ellos.

Sin embargo, el plan apuntaba a construir cocheras para la realización del trasbordo entre auto y subte en las cabeceras más alejadas del centro de la Ciudad.

Lo curioso es que en la promesa de lanzar el llamado a licitación para las obras, el Jefe de Gobierno anunció que sólo se construirán 11 de las 13 planificadas.

Las dos que no formarán parte de la mega obra serán las ubicadas en los centros de trasbordo de Chacarita y Plaza de los Virreyes; sin duda las cocheras, junto a las aledañas a la estación Juramento, más importantes a construirse.

Ambas cocheras fueron quitadas del proyecto “por estar comprendidas en otras iniciativas pendientes que corresponde a los centros de trasbordo” aducieron en el ejecutivo.

Comentarios