Una ONG cordobesa argumenta que el quebracho nativo se encuentra en peligro de extinción. Sugieren el uso de durmientes de cemento o de plástico reciclado en su lugar.

La Fundación para la Defensa del Ambiente solicitó al Gobierno nacional que suspenda la realización de licitaciones de durmientes de quebracho colorado, especie arbórea que indicaron se encuentra en peligro de extinción.

“El Ministerio de Transporte de la Nación, a través de Trenes Argentinos, llamó a licitación para la compra de 41.730 durmientes de quebracho colorado, lo que representa unas 5.000 toneladas e implicará la destrucción de los bosques chaqueños”, explicó Raúl Montenegro, titular de la ONG cordobesa, que posee status consultivo en el Consejo Económico y Social de Naciones Unidas (Ecosoc).

Al mismo tiempo, la Fundación pidió que se declare la “emergencia nacional” para este tipo de cultivos y, para justificar su solicitud, citó una investigación de la Universidad Nacional del Nordeste que indica que la supervivencia de los quebrachales nativos “se pronostica sólo para 60 años más”.

De acuerdo a Montenegro, “ya se perdió el 85% de los quebrachales en Argentina” por lo que consideró “absurdo seguir presionando una especie en peligro cuando hay disponibles en el mercado durmientes de cemento y plástico reciclado”.

En las recientes renovaciones de vías emprendidas por el Estado, como por ejemplo en las vía a Rosario del ferrocarril Mitre o la vía Mar del Plata del Roca así como en el Belgrano Cargas, se han empleado de manera intensiva durmientes de hormigón. Sin embargo, los durmientes de quebracho aún se usan para sectores específicos de la infraestructura de via como las parrillas de cambios, donde se requieren durmientes de dimensiones especiales para fijar los enlaces, y en renovaciones o reparaciones parciales en vías ya montadas sobre durmientes de madera dura.

Comentarios