La Ciudad lo pedirá a la Corporación Andina de Fomento (CAF), organismo multilateral de crédito para Estados, instituciones financieras y empresas de obras públicas. Será en el marco del incremento de la cuota de financiamiento disponible para la Argentina.

El gobierno de Mauricio Macri pedirá un prestamo de cincuenta millones de dólares a la Corporación Andina de Fomento para financiar obras de la línea H, informó el diario El Argentino en su edición del viernes.  Gracias a que el Ministerio de Economía de la Nación, como parte de la estrategia de regreso de la Argentina a los mercados voluntarios de deuda, abonará las cuotas de 2009 y 2010 en forma conjunta, el país podrá disponer de un total de 1.500 millones de dólares para financiar proyectos de infraestructura.  Entre los proyectos ya financiados por la CAF, se cuentan la interconexión de Yacyretá con la red eléctrica nacional (U$S 400 millones), U$S 200 millones para la centra hidroeléctrica Comahue-Cuyo y unos U$S150 millones para la reactivación del corredor ferroviario Buenos Aires-Santiago.  Sin embargo, el Gobierno Nacional deberá otorgar el permiso al GCBA para poder endeudarse con el exterior, circunstancia que provocó fuertes disputas en los casi dos años que lleva el macrismo a cargo de la Capital.  También necesitará la aprobación de la Legislatura para contraer el empréstito.

A pesar de que se abre una nueva fuente de financiamiento para el país y la Ciudad de Buenos Aires, el monto pedido por la Comuna para la línea H resulta insuficiente para construir siquiera un kilómetro de túnel.  También resultará insuficiente si se decidiera utilizar el dinero del préstamo para comprar material rodante que reemplace a los coches Siemens, Orenstein & Koppel de 1934, originarios de la línea C.  En septiembre de 2004, el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires anunció la asignación de 90 millones de dólares del presupuesto de la Ciudad para la compra de 55 coches que conformarían 11 trenes de 5 coches cada uno.  Esa licitación se declaró desierta porque Alstom, el único oferente que logró superar los estrictos requerimientos técnicos estipulados por Subterráneos de Buenos Aires, presentó un valor por los coches que superaba ampliamente la partida asignada para tal fin.  Por lo tanto, con cincuenta millones difícilmente pueda reequiparse a la línea H con material rodante cero kilómetro.

 

Comentarios