El presidente de Subterráneos de Buenos Aires, Juan Pablo Piccardo, dijo anoche que en 90 días se llamará a una audiencia pública para determinar "qué contrato queremos para la Ciudad". De esta forma, queda descartado un regreso de SBASE a la operación al menos en el corto plazo.

 En declaraciones formiuladas en el programa “Longobardi en Vivo”, que se emite por la señal noticiosa C5N, Piccardo dijo que “nosotros tuvimos en cuenta la decisión de llamar a una audiencia pública para analizar el contrato, por eso se lo planteamos al ente encargado, y esa institución resolvió que la audiencia se ponga en marcha una vez que finalice el traspaso de los subtes”.  Dicho proceso se espera esté concluído para abril, cuando se realizaría la audiencia.

Las declaraciones de Piccardo apuntaron a que no se espera un regreso de SBASE a la operación, al menos en el corto y mediano plazo, sino que se continuará con el esquema de concesión a un privado.  “Debemos volver a analizar qué contrato queremos para la Ciudad.  Si buscamos que la empresa concesionaria del servicio (actualmente Metrovías) mire al Estado como su cliente o que mire a los usuarios”.  “Hasta hoy, como el Estado nacional aportaba dos tercios del valor del boleto, y los pasajeros el tercio restante, su cliente era el Estado.  Esto redunda en una mala calidad del servicio porque la empresa se fija como objetivo demostrar que tiene muchos gastos para recibir más subsidios.”

Respecto al valor del boleto y al incremento de 127% dictado hace poco más de una semana, Piccardo sostuvo que debió implementarse puesto que “la Ciudad no cuenta con ese dinero en su presupuesto, por eso debimos aplicar el incremento”.  “La mayoría de los bienes y servicios sufrieron alzas de entre el 300 y el 700 por ciento -como la carne o el pan- mientras que el subte fue de poco más del 50 por ciento”.  En cuanto a los subsidios, explicó que este año los usuarios pagarán dos tercios del costo operativo del subterráneo, mientras que el tercio restante lo paga la Nación con los 360 millones de pesos que le giró a la Ciudad en concepto de subsidios.  A partir de 2013, Piccardo dijo que la Ciudad pasará a hacerse cargo de lo que hoy aporta la Nación, aunque no brindó mayores precisiones sobre cómo se hará.

Comentarios