Los huelguistas impiden la prestación del servicio de emergencia diseñado por Metrovías. Forcejeos en algunas líneas. Existe una alta probabilidad de que el paro se extienda durante el dia de mañana.

El paro de subtes es total.  La medida, que comenzó a las 5 de la mañana de hoy, registra un acatamiento del 100 % según informó Néstor Segovia, delegado disidente de la línea C.

En el dia de ayer, Metrovías fue nuevamente intimada por la CNRT para que binde un servicio de emergencia durante la huelga.  La empresa, que respondió que antes deben darse las condiciones de seguridad para impedir que los huelguistas se arrojen a las vias o se atrincheren en las cabinas de conducción, logró prestar servicio reducidos en algunas líneas hasta las 7 de la mañana.  En la línea D, los trenes circularon entre Catedral y José Hernández, mientras que en la E lo hizo entre Bolívar y Avenida La Plata.  El resto de las líneas directamente no brindó servicio alguno.  A través de un comunicado la empresa explicó que la interrupción del servicio se debe “al paro de actividades dispuesto por un grupo de delegados” y a que en algunas líneas “grupos de personas se arrojaron a las vías”. Y reclamaron al Gobierno la intervención de la policía para garantizar el servicio.

Incidentes

Al inciio de la huelga, se registraron incidentes en las instalaciones y formaciones.  Según informó Lucila Maldonado, vocera de Metrovías, “un grupo de personas ajenas totalmente a la empresa” agredió a un conductor de la línea B que prestaba el servicio de emergencia.  Al abordar la formación, desengancharon los asientos de sus bases, alteraron los frenos de emeregencia y cerraron los grifos de aire comprimido, usado para activar los frenos del tren.  En la estación Diagonal Norte, de acuerdo a la versión de Maldonado, hay un grupo de trabajadores cortando las vías.  Indicó también que le empresa presentará las denuncias penales correspondientes por los hechos de vandalismo.

En las estaciones Plaza Miserere (A) y Federico Lacroze (B), se registraron algunos forcejeos.  En la estación ferroviaria de Plaza Constitución, piqueteros que responden a Raúl Castells bloquean las boleterías de la línea Roca en solidaridad con los trabajadores del subte en huelga, por lo que los pasajeros viajan gratis.

Servicio esencial

Para evitar acusaciones de inacción, el Gobierno nacional declaró ayer al subte como “servicio esencial básico”, categoría que obliga a la prestación de un servicio de emergencia en caso de huelgas tal como ocurre con el suministro de agua o en la salud.  Esta medida, que fue saludada ayer por la gestión del PRO, es contraria a los acuerdos suscriptos por la Argentina ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), a los que el país adhirió durante el gobierno de Néstor Kirchner.  Es por eso que esta declaración se hizo a título excepcional.

Libre estacionamiento

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires informó que se permitíra el estacionamiento libre sobre ambas aceras en las avenidas en donde habitualmente está prohibido.  Sin embargo, esta licencia no alcanza a las avenidas Ing. Huergo y Eduardo Madero, 9 de Julio, La Rábida y las calzadas centrales de la Av. Leandro N. Alem y Paseo Colón y arterias con carriles exclusivos para transporte público de pasajeros de las avenidas Entre Ríos, Callao, Córdoba y Pueyrredón.

Al mismo tiempo, se recordó que los parquímetros siguen en funcionamiento con sus tarifas habituales, al igual que la operación de las grúas de remolque.

Comentarios