La idea se originó en la ciudad española de Barcelona y se propagó entre los porteños por las redes sociales. "El silbato te protege porque dirige la atención de la policía y los pasajeros", sostiene una cuenta en Twitter.

 Usuarios del subte decidieron comenzar a alertar a los pasajeros sobre la presencia de pungas con silbatos luego de que esta modalidad se implementara en la ciudad española de Barcelona.  .

 
Esta iniciativa surgió a través de la cuenta @pungasenelsubte de la red social Twitter, donde confluyen usuarios porteños del subte y comparten sus experiencias con los delincuentes para brindar consejos de seguridad a los desprevenidos.
 
“Por favor, a cuidarse, estén atentos a sus bolsillos, carteras, mochilas, billeteras, celulares, cientos de pungas babeando por robarte”, dice uno de los tuits. Además, la organización de usuarios difunde información a través de www.peesba.com.ar y su perfil de Facebook y YouTube. 
 
Este grupo de usuarios sostiene que “el silbato te protege, ya que de esa manera tanto policías como la gente dirigen su atención al lugar de donde proviene” por lo que piden que el usuario use el silbato al observar un delincuente como elemento disuasivo.
 
“Pungas en el subte de Buenos Aires” es una página que también tiene cuenta en Twitter y en Facebook y cuyo objetivo es desemascarar a los ladrones, su modus operandi y las zonas por donde se desplazan.
 
Para ello, a partir de 2011 los creadores suben fotos de los presuntos punguistas, conocidos por la mayoría de los usuarios de cada línea y supuestamente identificados por la empresa Metrovías y por la policía.
 
Sin emabrgo, la nueva forma para reducir los índices de robo en el subte no fue ideada por un argentino sino por una inmigrante colombiana, residente en Barcelona desde hace más de una década, que estaba cansada de sufrir robos o ser testigo de hechos delictivos por parte de los “carteristas”.
 
“El modus operandi consiste en ahuyentar a los delincuentes con un silbato, un cartel con la palabra carterista escrito en cuatro idiomas y octavillas que informan a los viajeros de los métodos más comunes que éstos utilizan para birlar carteras y otros objetos de valor”, indica una nota del diario La Vanguardia.
 
“Para mí es un deber ciudadano no ser indiferente a tanto robo. Los que vamos cada día a trabajar y cogemos el metro somos muchos y ellos son pocos, no nos tenemos que dejar acobardar por estos delincuentes”, expresó la joven.
 
por MinutoUno

Comentarios