El sorpresivo paro en la línea C provocaba esta mañana que en las inmediaciones de las terminales de Constitución y Retiro cientos de personas se agolparan en las paradas de colectivos para conseguir un transporte y así llegar a sus lugares de trabajo.

En tanto, la línea A, que realizaba un servicio corto por problemas técnicos, normalizó su circulación, informó Metrovías. Según la empresa concesionaria, el paro en la línea C se inició “a las 5 como consecuencia de un conflicto gremial con UTA”. “Lamentamos los inconvenientes que esta medida de fuerza provoca a los usuarios”, añadió Metrovías en un comunicado de prensa.

Ante esta situación, quienes arribaban a las terminales ferroviarias de Constitución y Retiro, recurrían al servicio urbano de pasajeros, lo que generaba largas colas en las paradas de colectivos. Por otra parte, la línea A que poco después de comenzar la jornada ofrecía un servicio reducido entre las estaciones Carabobo y Piedras, normalizó su circulación pasadas las 7.

Comentarios