La UTA tomó la decisión tras la intervención del Ministerio de Trabajo. En esa asamblea se iba analizar la expulsión de los delegados opositores, quienes amenazaban con un paro total.

La amenaza de paro en el subte finalmente se diluyó. La Unión de Tranviarios Automotor (UTA) suspendió el congreso extraordinario, donde se iba a analizar la expulsión de delegados opositores, por pedido del Ministerio de Trabajo que los instó a “conservar la paz social”.

Según fuentes del sindicato, la medida fue consensuada junto a los delegados del subte para evitar mayores inconvenientes a los usuarios, debido a que los gremialistas habían amenazado con la posibilidad de iniciar un paro el mismo martes en caso de haber “expulsiones”.

Los dirigentes de la UTA no quedaron muy conformes y dijeron que el lunes se van a reunir con el ministro Carlos Tomada para aclarar algunos puntos.

Comentarios