Otros $1.300 millones para el transporte público

El Gobierno Nacional designará, a través de los superpoderes, otros $1.300 millones de pesos en subsidios a las empresas de transporte público locales.

El Gobierno volverá a echar mano de los superpoderes delegados del Congreso para otorgarle un nuevo y millonario refuerzo presupuestario al área de Transporte.

Por medio de un decreto de necesidad de urgencia (DNU), la administración kirchnerista prevé concretar en los próximos días una reasignación de partidas superior a $ 1.300 millones, que se destinará a cubrir los pagos de obras y subsidios tarifarios que debe afrontar la Secretaría de Transporte hasta fin de año.

El “paquete adicional” de recursos que manejará el área comandada por Ricardo Jaime se volcará íntegramente a atender los compromisos asumidos con las empresas de colectivos y los concesionarios y contratistas del sector ferroviario.

Aproximadamente el 50% de la nueva partida de fondos se usará para cancelar los mayores costos operativos que el Gobierno le reconoció a los operadores de los ómnibus, trenes y subtes por los últimos aumentos de sueldos que acordaron con los gremios.

Según las reglas de juego fijadas para sostener el congelamiento de los boletos, los autotransportistas de pasajeros y los concesionarios ferroviarios pueden transferirle al Estado todas las variaciones de costos que afronten, tanto por las subas de los insumos y repuestos, como por los incrementos salariales.

Antecedentes

Al ritmo que vienen creciendo los subsidios para no aumentar los boletos y los pagos de obras, el área de Transporte va camino a gastar durante este año casi el doble de lo que estaba previsto en el Presupuesto Nacional.

Cuando se aprobó el presupuesto, el sector tenía asignado una partida anual de $ 1.578 millones para la “ejecución de las políticas de transporte automotor y ferroviario”.

De acuerdo con los últimos datos que maneja el Ministerio de Economía, la Secretaría de Transporte llevaba gastados hasta los primeros días de agosto un total de $ 1.766 millones.

Pese a que la partida original ya fue elevada a $ 1.887 millones, las obligaciones asumidas por el área que conduce Ricardo Jaime preanuncian un nuevo desfasaje presupuestario. Ahora con el DNU que se está preparando, Transporte recibirá una suma muy similar a la que le habían asignado cuando se cerró el Presupuesto del 2007.

Comentarios