Como todos los años, Metrovías presenta una nueva edición de más cine en el subte, como parte del programa cultural SubteVive.

Volver a casa en hora pico, luego de varias horas de trabajar, suele ser muy pero muy pesado. Para aminorar ese padecimiento, Metrovías le suma al camino de retorno algunos fragmentos de películas clásicas en una estación de subte.

En el marco del Programa de Gestión Cultural SubteVive, que ya lleva 11 años, todos los lunes de febrero a partir de las 19, la empresa proyectará en la estación Ministro Carranza de la Línea D, fragmentos de filmes que permitirán hacer una pausa antes de llegar al hogar o tomarse el subte con la simple excusa de disfrutar de los mejor del Neorrealismo Italiano. La entrada es libre y gratuita.

La iniciativa contará con fragmentos de las películas de Roberto Rossellini, como Roma Ciudad Abierta (1945), Paisá (1946) y Alemania, año cero (1947). Se destacan además obras de Vittorio De Sica como El Limpiabotas (1946), Ladrón de Bicicletas (1948) y Milagro en Milán (1950). También habrá espacio para extractos de La Tierra Tiembla (1948), de Luchino Visconti; Arroz Amargo (1949) de Giuseppe De Santis y Crónica de un amor (1950) de Michalángelo Antonioni.

Las proyecciones continuarán en marzo con una variada y nutrida selección de Nouvelle vague, en abril lo mejor del cine negro norteamericano, en mayo un abanico de películas Western y en junio, un especial llamado Joyas del cine.

Para el segundo semestre del año, SubteVive tiene programada la proyección de los siguientes especiales: El amor en el cine, en julio; El tango bailado en el cine, en Agosto; El triángulo en el cine, en septiembre; El subte en el cine, en Octubre; Federico Fellini, en Noviembre, y Michellangelo Antonioni, en diciembre.

Comentarios