"A,B,C,D,E... Desde el sur llega la H". Los anuncios del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ya invaden las inmediaciones de la línea que se inaugurará proximamente.

La primicia anunciada por este medio sobre la instalación de los primeros carteles en la estación Caseros, hoy es seguida por la sorpresa que se llevaron los vecinos del barrio de Parque Patricios al amanecer con un amarillo muy particular adornando las bocas de subte de la estación Inclán.

Ocurre que anoche fueron destapadas las nuevas señales colocadas por Metrovías en la siguiente estación a Caseros, de sur a norte.

Mientras en la superficie se nos anuncia que algo está por venir, por debajo los trabajos se intensifican a cada día que pasa: el adelantamiento de la fecha de apertura hizo que se redujeran los tiempos de finalización de algunos trabajos, y todos los sectores vinculados a la obra están trabajando a contrarreloj para poder llegar al 25 de mayo del corriente.

Sin embargo, parece que un comercial de televisión pudo más que los apurones de estos días. La obra fue suspendida prácticamente durante toda una jornada laboral, debido a la filmación de un comercial de TV realizada en la gigantesca estación Humberto Primo, lugar donde se prevé serán los festejos de inauguración de la línea dentro de 22 días.

Además, las últimas tormentas que azotaron a Buenos Aires inundaron túneles y estaciones de la línea que ni siquiera llegó a ser inaugurada, dificultando los trabajos bajo tierra.

Pese a todo, la cuenta regresiva ya está en marcha. Si todo continúa como hasta ahora, los porteños podrán en poco tiempo utilizar una sexta línea de subte de la red. La primera construida por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Comentarios