Como parte de los preparativos para el centenario del Subte, se intervinieron artísticamente unos 10 coches Fiat Materfer de la línea A.

El innecesario cierre de la línea A durante casi dos meses sirvió, al menos, para permitir una intervención artística en los coches Fiat Materfer de la línea A, flota que servirá de refuerzo -insuficiente, por cierto- a los 45 coches nuevos que el Estado Nacional adquirió para el Subte.

Se realizó una limpieza a fondo y la intervención artística de 10 coches con motivos que aluden al centenario del Subte de Buenos Aires, a cumplirse el próximo primero de diciembre. Rostros de personajes destacados del último siglo cubrirán los coches a lo largo de este año, al menos hasta que los grafiteros dañen las superficies. Los trabajos estuvieron a cargo del reconocido artista urbano Martín Ron. El mismo ron estuvo involucrado en la ornamentación de Parque Patricios y fue también convocado para Hospitales.

 

Comentarios