SOFSE aumentó los alquileres de los locales de Retiro Mitre, desalojando a antiguos locatarios y abriendo el juego a "primeras marcas", que ya comenzaron su desembarco. Buscan recaudar un millón de pesos mensuales. Las prioridades de la Operadora Ferroviaria hoy no están puestas, precisamente, en la operación de trenes.

Trenes Argentinos Operaciones (SOFSE) avanza en su plan de reconversión comercial de las estaciones ferroviarias. Luego de desalojar –por vía legal o por aumento de alquileres– a varios de los comercios tradicionales que se ubicaban en el vestíbulo de la estación Retiro Mitre, comienza el desembarco de las “primeras marcas” en la centenaria estación.

Tras la partida de Discapanch, que ahora pasó a ocupar un local de la cadena Todo Moda, la empresa estatal anunció el inminente desembarco de Burger King, Starbucks, Havanna, Eurocase, Banco Macro, Personal, Tarjeta Naranja y los maxikioscos 365.

Orfila, un ex ejecutivo inmobiliario, ya había adelantado que su prioridad era que la SOFSE pasara “de ser una empresa que mueve trenes para convertirnos en una compañía de servicios“. El año pasado, en medio del escándalo por su imputación por una contratación irregular, encabezó un proceso de redeterminación de los valores de los alquileres pagados por los locatarios de las instalaciones de Retiro Mitre con el objetivo de incrementar los ingresos no tarifarios de la compañía. Así, buscan recaudar “un 85% más” por vía de cánones que totalizan alrededor de un millón de pesos por mes.

[quote_box_right]Orfila, un ex CEO inmobiliario con escasa y polémica trayectoria en el sector público, redefinió las prioridades de la SOFSE: una compañía de servicios antes que una operadora ferroviaria. En consecuencia, busca la reconversión comercial de las estaciones: con alquileres más caros, desplazó a los locatarios y despejó el terreno para primeras marcas que ahora pagarán hasta un millón de pesos por mes.[/quote_box_right]

Todo lo que estamos haciendo es para poner en valor el servicio que damos a la gente […] Nuestra intención es que la gente cuente con un lugar que no sea solo de paso, sino también de encuentro, en el que se sienta cómodo y encuentre lo que busca”, dijo el funcionario días atrás a El Cronista.

El plan de reconversión comercial de las terminales, que próximamente continuará con la estación Plaza Constitución, es coordinado por la Gerencia Comercial, a cargo de Santiago Pérès Kemp, un ex ejecutivo de la firma inmobiliaria Consultatio, asistido por David Castiglioni, un profesor de Marketing de la Universidad de San Andrés con dilatada carrera en el sector privado.

Lo cierto es que las prioridades de la Operadora Ferroviaria del Estado hoy no están puestas, precisamente, en la operación de trenes: a la inexplicable cancelación de servicios en el interior del país, al recorte en los trenes regionales, a la confirmación de que no se impulsarán los servicios de larga distancia y a la negociación para la continuidad de las concesiones privadas –sumada a la reticencia a asumir los servicios de Ferrobaires, que continúan suspendidos– se opone un activo plan de negocios para todo aquello que no tiene que ver con la actividad ferroviaria, sino con la inmobiliaria.

Comentarios