La orden fue impartida por el Ministerio de Hacienda, que conduce Néstor Grindetti, con la justificación de que se necesitan fondos para afrontar, entre otros gastos, los subsidios al Subte tras la devolución.

El Ministerio de Hacienda dispuso que se reduzca en un 30% la cantidad de empleados en cada ministerio que conforma la estructura del Gobierno porteño.  Según explicó el ministro Néstor Grindetti al diario Clarín,  “no habrá aumentos de impuestos este año” cuando se lo consultó sobre la forma en la que la Ciudad afrontará el pago de la mitad de los subsidios al subte.  

Fuentes del Gobierno porteño confiaron a este medio que se producen despidos y recontrataciones en otras áreas de empleados para cumplir con la directiva emanada por Hacienda.  Aún asi, Grindetti dijo que  “por los costos y por la inflación que hay en los últimos años difícilmente podamos mantener la estructura actual” de tarifas del subterráneo, por lo que cabría esperar un aumento en el precio del cospel.

Comentarios