Ocaña anunció su incorporación a Cambiemos. El anuncio llega apenas una semana después de que se conociera que el GCBA y su bloque trabajan en conjunto para aprobar la privatización del Subte por otros 15 años, luego del vencimiento del contrato con Metrovías. Los votos que faltan.

La legisladora porteña Graciela Ocaña, líder del partido Confianza Pública, anunció este jueves su incorporación a la coalición Cambiemos tras una reunión en la que participaron Mauricio Macri, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

El anuncio llega apenas una semana después de que el gobierno porteño blanqueara sus intenciones de volver a concesionar el Subte por hasta 15 años más una vez que termine en diciembre el actual contrato con Metrovías, precisamente en acuerdo con el bloque Confianza Pública de Ocaña. El proyecto se tramita en la Comisión de Obras y Servicios Públicos de la Legislatura, presidida por uno de sus laderos, Diego García Vilas. 

Ocaña, en la reunión junto a Macri, Rodríguez Larreta y Vidal.

Como se trata de una concesión de un bien público por un plazo mayor a cinco años, el proyecto debe aprobarse con mayorías especiales: 40 votos en doble lectura. El PRO cuenta con únicamente 28 bancas, por lo que debe conseguir votos opositores. El pacto con Confianza Pública está prácticamente cerrado: pese a algunos tironeos por la no inclusión de la licitación internacional en el articulado del proyecto oficial –según trascendió, una exigencia de Ocaña para dar aires de transparencia al proyecto–, se descuenta que los tres legisladores de ese partido votarán a favor de la iniciativa. Sin embargo, el oficialismo sigue quedándose corto de apoyos para aprobar la polémica privatización.

A pesar de contar con escasísimos legisladores, Confianza Pública logró quedarse con la presidencia de una de las comisiones más importantes de la Legislatura debido a que en 2015 sus diputados habían sido electos por la lista del frente ECO, la segunda más votada, que unía también a los radicales porteños y a los socialistas. Estos últimos continúan enfrentados al PRO a nivel local.

La decisión de sumar a la ex ministra de Salud de Cristina Kirchner a la coalición de gobierno muestra que, más allá de la cuestión electoral, tanto para Rodríguez Larreta como para Macri, la aprobación de la privatización del Subte es un asunto de gran preocupación e importancia.

Comentarios