Un serio inconveniente en la construcción de la línea H provocó hundimientos en estación Pueyrredón.

Aún no se inaugura el primer tramo (tramo B) de la línea H, conformado por cinco estaciones entre Once y Caseros, pero la nueva línea sigue extendiéndose hacia el norte y hacia el sur.

Luego de Caseros, la terminal sur, se están construyendo las estaciones Parque Patricios y Hospitales. Y para el norte, luego de Once, la estación Corrientes y una cola de maniobras que llega casi hasta la Avenida Córdoba.


(obrador de superficie estación Corrientes línea H)

Estas importantes obras convertirán a la línea H dentro de dos años en una línea de 8 estaciones, combinando con 3 de las 5 líneas existentes: líneas E, A y B.

Sin embargo, la tarea de pasar por debajo de las líneas actuales no es fácil. Si bien no es imposible, constituye un trabajo minucioso y frágil, ya que las líneas construidas a principios del siglo pasado no fueron ideadas para que por debajo de ellas pasen otros túneles.

Pero la ingeniería actual posibilita que estas obras sean llevadas a cabo, aunque con muchos recaudos.

Por ejemplo, cuando la línea H construía sus túneles que pasaban por debajo de la línea E, a la altura de la estación Jujuy, los trenes de dicha línea circulaban con “precaución” en esa área, debido a que las obras de la H pasaban a muy pocos centímetros debajo del suelo, y la estación Humberto Primo estaba en plena construcción.

Ocurre que, por ejemplo en el caso de la línea E, sus suelos debajo de los rieles (solera) no fueron construidos de la mejor manera, lo que obligó a los ingenieros a diseñar un plan delicado, y solicitar a Metrovías que los trenes circulen despacio en esa zona durante un buen tiempo.

Sin embargo, la obra nunca produjo hundimientos ni afectó el servicio de la línea E. Esto es lo que ocurrió hoy en la línea B.

El proceso de hormigonado de una parte del nuevo túnel de la línea H que pasa por debajo de la línea B produjo hundimientos en los suelos de las cercanías de la estación Pueyrredón.

Hace tiempo que los trenes circulan con precaución en esa zona. Incluso se tomaron otras precauciones en la línea, pero nadie imaginó que se producirían hundimientos y que esto obligue a interrumpir la línea, para luego establecer un servicio reducido.


(refuerzos en área delicada, andén sur estación Pueyrredón línea B, previo al incidente)

En estos momentos se encuentra una cuadrilla de obreros trabajando a contrarreloj para solucionar el desperfecto del hormigonado de la bóveda del túnel en construcción.

Lo ocurrido produjo fisuras en la estructura del piso (cubierto por las piedras donde se asientan las vías), provocando filtraciones que reventaron hacia la parte del andén sur de la estación Pueyrredón, causando la deformación de las vías y el tercer riel electrificado, lo cual impidió la normal circulación de las formaciones que se balanceaban y mecían peligrosamente rozando con el borde del andén.

Si bien hasta el momento no hubo mayores detalles por parte de la empresa contratista a cargo de la obra de la línea H Dycasa S.A., lo cierto es que a partir de ahora, y por varios días, la precaución en esa zona será aún mayor.


(área afectada por hundimiento, esta mañana)

Comentarios