Desde su destitución tras denunciar irregularidades, el ex director de SBASE se ha convertido en activo promotor de una causa penal que ahora pide la inconstitucionalidad del decreto de concesión a Metrovías de la línea H.

El pasado 30 de noviembre informábamos sobre una denuncia del Ente Regulador de la Ciudad sobre las serias irregularidades del decreto que entregó la línea H en concesión “precaria” a la empresa Metrovías S.A. El titular del órgano de control, Carlos Campolongo, manifestaba su preocupación ante la pérdida de autonomía que supuso la designación de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) como autoridad de aplicación en lugar del Ente.

En relación a lo expresado por Campolongo se comunicó con enelSubte.com el Dr. Alejandro Franco, ex director de Subterráneos de Buenos Aires Sociedad del Estado (SBASE) encargado del área de Control de la Concesión. Franco fue removido de SBASE por denunciar los incumplimientos de Metrovías y la connivencia del poder político en relación a la nueva línea, que estaba a días de su deslucida inauguración. En ese marco presentó una acción de amparo por la falta de mantenimiento adecuado a los coches Siemens de principios de los años 30 que corren en la H.

Posteriormente amplió el alcance de su demanda al cuestionar la constitucionalidad del decreto de concesión. Precisamente de esta causa iniciada por el ex director de SBASE, que tramita ante el juez Juan Vicente Cataldo, es de donde se desprende la acción del Ente Regulador de la Ciudad. Franco va más allá de los dichos de Campolongo y es contundente. Dice que el “pseudopermiso” mediante el cual Metrovías también acaparó la línea H “es contradictorio en su plazo” e “involucra a órganos ajenos a la jurisdicción de la Ciudad como es la CNRT”.

“Un decreto entregando un patrimonio de 350 millones de pesos, lo firma Telerman y un solo ministro que por supuesto es Schiavi, violando la ley de Ministerios”, remata. Habrá que ver si la causa, ahora respaldada por el Ente, llega a buen puerto. Las consecuencias de una declaración de inconstitucionalidad pueden ser fortísimas. Por lo pronto, caería la concesión precaria y la operación revertiría de facto a SBASE.

Pero los actuales miembros del directorio de SBASE, el mismo que inauguró la línea con Schiavi y Telerman, son quienes negaron en su momento la denuncia de Franco. Restan pocos días para conocer a sus reemplazantes.

Comentarios