El Gobierno porteño construye una plaza seca en las inmediaciones de la estación Federico Lacroze de la línea B. Allí había locales y una antigua sede de SBASE, que fueron demolidos. La obra costará ochocientos mil pesos y se inauguraría en noviembre. Se prevé mejorará el transbordo entre el Subte y las dársenas de colectivos.

Una nueva plaza seca, actualmente en construcción, promete mejorar el entorno de la estación Federico Lacroze de la línea B.  En la isleta ubicada en Corrientes, entre Lacroze y Olleros, trabaja el Gobierno porteño en el nuevo espacio que servirá para mejorar, además. la movilidad de las cientos de miles de personas que todos los días transbordan entre los colectivos, el ferrocarril Urquiza y la línea B en Federico Lacroze.  

Dicho sector estuvo ocupado por 31 locales cuyos contratos de alquiler estaban vencidos a la hora de comenzar la obra.  Además, allí existía una antigua oficina de los tiempos en que Subterráneos de Buenos Aires operaba la red de subtes, pero todo ya fue demolido por las cuadrillas del GCBA.  La nueva plaza contará con árboles, canteros, nuevas luminarias y veredas.  Según se difundió hasta el momento, costará ochocientos mil pesos y estará lista en noviembre.“Estamos muy contentos. Esto estaba repleto de borrachos todo el día, abandonado y era muy peligroso . Ahora está mucho más tranquilo y cuando terminen la plaza va a ser más cómodo para la gente que tiene que viajar”, dijo Alfredo Fernández, encargado de un restaurante en la esquina de Corrientes y Olleros, en declaraciones al diario Clarín.  

 

 

Comentarios