La Legislatura porteña aprobó anoche la ley que establece los nombres definitivos para las 4 nuevas estaciones de la línea A. También contempla la incorporación de la temática cultural.

Este jueves la Legislatura porteña convirtió en ley la denominación de las nuevas estaciones de subterráneos producto de la ampliación de la Línea A: “Puán”, “Carabobo”, “San José de Flores” y “San Pedrito”.

La norma establece la incorporación de estéticas culturales históricas y desarrollos temáticos vinculados a la vida del Barrio de Flores y al fallecido poeta Francisco “Paco” Urondo, en las estaciones “San José de Flores” y “Puán”, respectivamente. La misma se originó en expedientes presentados por los diputados Sebastián Gramajo (Frente para la Victoria), Daniel Amoroso (PRO), Enrique Olivera y Teresa de Anchorena (Coalición Cívica), además del fallecido diputado Norberto La Porta.

Urondo nació en Santa Fe, en 1930. Fue poeta, periodista y académico. Además, se desempeñó como militante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y Montoneros. En su obra poética se destacan Historia antigua (1956), Breves (1959), Lugares (1961), Nombres (1963), Del otro lado (1967), Adolecer (1968) y Larga distancia (antología publicada en Madrid en 1971).

Las cuatro nuevas estaciones se separan en dos etapas: la primera consiste en la construcción de Puan y Carabobo, las cuales se encuentran finalizadas y pendientes para inaugurar cuando la Nación finalice las obras en el tramo existente de la línea.

La segunda contempla la obra en las estaciones Flores y Nazca, denominadas desde anoche San José de Flores y San Pedrito respectivamente. Las mismas serían abiertas, según cálculos oficiales, en 2010.

Comentarios