“No tenemos trabajo, estamos parados”: crisis en los talleres ferroviarios

Los talleres de Junín, al borde de la desaparición: pagos adeudados, aumentos del 100% en la electricidad y falta de trabajo. "No hay forma de mantenerse en pie. No hay esperanza de continuidad y no sabemos qué nos depara el futuro", dijo su titular. Consulting Ferroviario suspendió empleados en su planta de San Luis, también ante la falta de trabajo.

Varios talleres ferroviarios argentinos se encuentran atravesando una situación de profunda crisis: en los talleres de Consulting Ferroviario Industrial posee en Justo Daract, provincia de San Luis, han comenzando las suspensiones de personal ante la falta de trabajo y los talleres de la COOTTAJ, localizados en Junín, provincia de Buenos Aires, se encuentran al borde de la desaparición.

Según afirman, de manera análoga a lo ocurrido con Fabricaciones Militarescon el cambio de gobierno se detuvieron los encargos de reparación de material rodante, que mantenían a esos talleres con actividad. Lo que terminó de complicar la situación de la cooperativa juninense fue el incremento de las tarifas eléctricas. Con la quita de los subsidios la boleta de luz de los talleres sufrió un incremento del 100% y asciende a unos $30 mil pesos. La situación se torna insostenible: “No hay forma de mantenerse en pie. No hay esperanza de continuidad y no sabemos qué nos depara el futuro”, sintetizó con amargura el presidente de la COOTTAJ, Pedro Rodríguez.

Otros tiempos: el titular de la COOTTAJ, Pedro Rodríguez, junto al ex ministro Florencio Randazzo.

Otros tiempos: el titular de la COOTTAJ, Pedro Rodríguez, junto al ex ministro de Transporte Florencio Randazzo.

No tenemos trabajo, estamos parados […]  no estamos cobrando ni siquiera los trabajos que ya hicimos”, se lamentó Rodríguez. “[La actividad] comenzó a caer sobre fines del año pasado y ahora se ha profundizado”, explicó.

El titular de la cooperativa señaló además que realizaron pedidos de audiencia al titular de Cargas y Logística, Ezequiel Lemos, para tratar la posibilidad de transferencia de los talleres al Estado, pero que no recibieron respuesta favorable: “Hicimos gestiones a todo nivel. Estamos a la espera y hoy por hoy la situación es bastante compleja. Esperamos que quienes tengan que tomar decisiones la tomen de una vez por todas porque sino pasaremos a ser historia como ya sucedió en 1993 con Ferrocarriles Argentinos”, remarcó.

La COOTTAJ denunció que le adeudan pagos de reparaciones efectuadas a coches que fueron entregados en 2014 a las extintas UGOFE y UGOMS, además de otros correspondientes al “coche de la mujer” del Tren Sanitario, que ascenderían a un millón de pesos.

El panorama también es complejo en la planta que Consulting Ferroviario Industrial tiene en Justo Daract: allí se han realizado suspensiones de personal (unos 65 empleados) ya que la provincia de San Luis decidió suspender la fabricación de 30 vagones de carga, el principal proyecto en que trabajaban los talleres hasta ahora. La firma también reparó vagones carboneros para la estatal Cargas y Logística, pero al igual que en el caso de Junín, los encargos también se han frenado desde el Estado Nacional.

Vagón reparado por Consulting Ferroviario para Cargas y Logística en Justo Daract.

Vagón reparado por Consulting Ferroviario para Cargas y Logística en Justo Daract.

“Existe un malestar enorme en la familia ferroviaria puntana […] Ahora nos enteramos que frenan el impulso a la región que le dio el ex gobernador Poggi, afectando directamente a nuestros vecinos, quitándoles trabajo. Es una vergüenza y no lo vamos a permitir“, dijo el secretario nacional adjunto de La Fraternidad, Ariel Coria.

En tanto, Sergio Rojas, presidente de la firma, ha asegurado que se encuentra en tratativas con el gobierno de San Luis para establecer un “diálogo con autoridades de la provincia a fin de poder concretar una reunión en el transcurso de esta semana y lograr que en un corto plazo se pueda lograr la continuidad” de los contratos y de las fuentes de trabajo.

Comentarios