No habrá trenes a Mar del Plata este verano debido a la crecida del Río Salado

La crecida del Río Salado dañó definitivamente la estructura del viejo puente ferroviario que lo atravesaba y dificulta las tareas de construcción del nuevo puente, cuyo porcentaje de ejecución es del 65%. La situación compromete el servicio ferroviario a la ciudad balnearia para este verano.

Ferrocarriles Argentinos informó que la crecida del Río Salado dañó la estructura del ya deteriorado y antiguo puente que lo atravesaba, a la vez que impide el avance de las obras de construcción del nuevo puente destinado a reemplazar al anterior.

Mediante un comunicado, la empresa estatal explicó que “producto de las intensas lluvias de agosto último, la cota del Río Salado aumentó de 2,80 m a 7,32 m, desbordando el cauce”, habiéndose estabilizado en la actualidad en “3,70 metros“. La Dirección de Hidráulica de la Provincia de Buenos Aires -dependiente del Ministerio de Infraestructura de esa provincia- asegura que es indispensable que el nivel de agua baje a los 2,80 m para que las obras del nuevo puente puedan retomarse en condiciones de seguridad adecuadas.

El nuevo puente en construcción se encuentra con todos sus pilares de apoyo ejecutados y finalizados. Asimismo se encuentran construidas y montadas más de la mitad de las vigas y ejecutado el tablero superior en esos tramos. El resto de las vigas están terminadas y dispuestas para su montaje en el obrador, sin haberse podido efectivizar su instalación debido a que el agua aún no bajó al nivel necesario”, lo que hace un porcentaje de ejecución de obra cercano al 65%.

De acuerdo con la empresa, los trabajos se retomarán inmediatamente se retorne a la situación habitual.

Debido a que la infraestructura del viejo puente -por el que las formaciones pasaban a velocidad de precaución- se ha visto “comprometida definitivamente”, los servicios a Mar del Plata de Ferrocarriles Argentinos se hallan interrumpidos desde agosto pasado, habiéndose restablecido únicamente la prestación que brinda Ferrobaires, aunque únicamente hasta la estación Lezama, donde los pasajeros abordan micros de combinación hasta Mar del Plata.

Sobre este mismo ramal se había visto afectado el servicio suburbano Plaza Constitución – Chascomús, que fue recientemente restablecido.

Comentarios