La legisladora Claudia Neira presentó un pedido de informes por el estado de "deterioro" que presenta la infraestructura de la línea E. Denunció filtraciones, desprendimiento de mampostería, escaleras mecánicas fuera de servicio y falta de ascensores en todas las estaciones.

La diputada porteña Claudia Neira (FPV) presentó un pedido de informes en la Legislatura sobre el estado de la infraestructura de la línea E.

En el documento, Neira consideró que “el nivel de deterioro de la línea E es una muestra palpable de la desatención y discriminación que reciben los ciudadanos del sur de la Ciudad por parte del gobierno de Mauricio Macri” y aseguró que tal situación es una muestra de las diferencias entre el norte y el sur de la Capital. “Es la que peor mantenimiento recibe”, aseguró.

La diputada constató la presencia de “fitraciones permanentes en las estaciones Bolívar, Belgrano, Independencia, Entre Ríos, Pichincha, Jujuy, Urquiza, Boedo, Avenida La Plata y José María Moreno”, escaleras mecánicas fuera de servicio en las estaciones Varela, Pichincha y Belgrano, desprendimiento de mampostería en la estación Boedo y en los pasillos de combinación de la estación Independencia y la ausencia de ascensores y accesibilidad para personas con movilidad reducida en todas las estaciones de la línea.

El informe consigna que la única obra en marcha para la línea es la renovación de vías licitada en mayo pasado por SBASE y que los únicos trabajos de mantenimiento son “parches” o “soluciones precarias” como pintura sobre filtraciones o colocación de chapas de policarbonato para canalizar caídas de agua.

Los vecinos del sur se ven obligados a padecer un servicio que excluye cada vez más: una línea que no mejora sus estaciones, no garantiza condiciones de accesibilidad para las personas con capacidad reducida y que suspende el servicio ante la mínima adversidad climática. El PRO se olvida de que la línea E también es de la Ciudad”, sentenció.

Comentarios