Tres robos en un fin de semana. En los últimos veinte días, la seguridad de las estaciones del subte de la Ciudad se transformó en una materia pendiente. Un asunto del que nadie quiere hacerse cargo

Infobae confirmó que el pasado fin de semana, las boleterías de la mitad de las estaciones de Línea B fueron cerradas por falta de personal policial. En cada estación corresponde que haya, por lo menos, cuatro efectivos de la Policía Federal: uno para cada boletería y uno en cada ingreso a los molinetes. Entre sábado y domingo, la Línea B fue la más afectada, pero también hubo cierres de boleterías en las líneas C y E. Lo de la Línea B no fue casual, de la boletería de la estación Leandro Alem se llevaron 13 mil pesos, luego de amenazar al boletero con un arma de fuego. Hubo otros robos en las líneas H y E.

El procedimiento es simple. Si personal de Metrovías detecta que no hay personal de seguridad, llama a la jefatura de estaciones solicitando consigna policial. Jefatura llama a la central del destacamento y ahí se trata de encontrar una solución o no. Luego de un tiempo determinado, si los efectivos no aparecen, se procede a cerrar la estación y se le asigna al personal otra tarea.

“Nuestro reclamo es a Metrovías, que es quien nos debe dar seguridad. En segundo lugar, entendemos que el monopolio de la seguridad lo tiene el Estado. En esta instancia, con el traspaso confirmado, es responsabilidad de la Ciudad de Buenos Aires. No queremos que nos pongan seguridad privada”, le explicó a Infobae, Enrique Rossito, vocero de los metrodelegados. Las casillas de las boleterías tampoco aportan seguridad: chapa y sin vidrios antibala.

“Nosotros, desde el sindicato, lo que orientamos es que en el caso de no haber seguridad, den aviso al supervisor y se trasladen a la estación más cercana pero la empresa suele descontarles el día como una suerte de sanción. Algo que nosotros apelamos siempre”, agregó Rossito, que también confirmó el cierre de boleterías: “Por fin de semana hay un promedio de 10 y 15 estaciones que se cierran por falta de personal de seguridad. Desde mediados del año pasado, cuando se corrió el rumor que la policía se retiraba, esto se fue incrementando”. De acuerdo a las estadísticas, el escenario más complejo se vive en las líneas D y B, que son las más robadas.

Las situaciones más críticas se viven los fines de semana, cuando el personal de la Policía Federal cumple tareas en los estadios de fútbol y deja de cubrir las estaciones de subte. Ahí está el secreto, una relación irregular de connivencia entre la empresa y las comisarías: los efectivos policiales firman en el subte, pero se van a la cancha. Así, de esa manera, cobran por estar en dos lugares al mismo tiempo. Alguien autoriza y alguien es el que cobra. Esta información fue confirmada a Infobae por personal de Metrovías, que pidió ser resguardados en el off the record para evitar consecuencias con la Policía.

“El servicio de seguridad en los subtes lo está cubriendo la Policía Metropolitana y se debe hacer cargo del total control de la seguridad, como corresponde”, aseguró el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni. Desde la Ciudad responden que la Metropolitana no tiene la cantidad de efectivos suficiente para hacerse cargo de esa tarea. Metrovías le paga a la Policía Federal los adicionales de 700 efectivos, pero desde la fuerza de seguridad el envío de personal es irregular. Otro de los secretos es que ese pago de adicionales es por adelantado. Fuentes del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires coinciden con ese número, pero creen que la cuenta real, práctica, de efectivos por estación, da mucho menos. “Una cosa es lo que paga Metrovías, esos 700, y otra cosa es lo que la Federal manda”, agregaron las mismas fuentes.

En el caso de la Línea B, la situación este fin de semana fue aún más contradictoria. Hubo un caso particular en la que se pidió cierre de boletería por falta de personal de seguridad pero desde la Jefatura de Estaciones indicaron que “había personal policial de civil”. Policías uniformados, pero armados. En el macrismo son concretos. “En esta primera etapa del traspaso, la responsabilidad sigue siendo de la Federal”. Mientras tanto, el tiempo sigue corriendo.

por Infobae

Comentarios