El mecánico, llamado Carlos Leguizamón, murió al quedar atrapado entre dos vagones playos utilizados para transportar rieles. El trabajador era empleado de una subcontratista de Roggio en la obra de renovación de vías de la línea E. El hecho ocurrió en el obrador del Taller Lacarra.

Un operario que se desempeñaba en la obra de renovación de vías de la línea E falleció esta mañana en el obrador del Taller Lacarra, ubicado en cercanías de la autopista Dellepiane, en el barrio porteño de Flores.

El trabajador, Carlos Leguizamón, era mecánico y se encontraba afectado a Sogesic S.A., una subcontratista de Benito Roggio e Hijos, la firma a cargo de esa obra.

Así lo confirmó la compañía en un comunicado difundido en la tarde de este martes, en el que “lamentó profundamente el hecho” y aseguró “acompañar en el dolor a la familia de Carlos Leguizamón”.

Si bien las causas del incidente están “bajo investigación”, fuentes de la obra aseguraron a este medio que Leguizamón falleció aplastado por un tren de obra que se desplazó súbitamente debido a que éste se encontraba sin calce -es decir, sin los topes que se colocan sobre los rieles delante de la ruedas para evitar que se mueva mientras se la carga-, por lo que se desplazó de manera imprevista y provocó el fatal accidente que le costó la vida al operario.

La formación, integrada por vagones con grúas especiales, es utilizada para transportar tramos de vía pre armados y rieles desde el predio donde la contratista almacena los materiales hacia la sección de túnel donde se recambian vías durante las tareas que se ejecutan de noche, una vez concluido el servicio.

Comentarios