El famoso Metro -museo de la arquitectura soviética- cuenta ahora con una red de banda ancha inalámbrica, en una apuesta por la conectividad absoluta.

El Metro de Moscú, con sus enormes retratos de Lenin y sus estaciones, verdaderas joyas de la arquitectura soviética, cuenta ahora con una red wifi de banda ancha, en una apuesta por la conectividad absoluta.

Desde que el servicio empezó a funcionar hace un año, los adictos a los smartphones y tabletas digitales se han habituado a consultar gratuitamente el correo electrónico, las redes sociales o los diarios web durante sus trayectos cotidianos.

De aquí a fin de año, la totalidad de las doce líneas del Metro moscovita, la segunda con más usuarios del mundo -unos siete millones de viajeros diarios-, estarán conectadas.

“No hay nada igual en el mundo”, afirma el operador ruso de esta red wifi, Maxima Telecom, en un email enviado a la AFP.

“En algunas ciudades, la red wifi está disponible en las estaciones pero no en los túneles. La única ciudad de Europa donde este servicio se brinda gratuitamente en sus ramales en movimiento es Moscú”, asegura.

Actualmente, unos 710.000 viajeros se conectan diariamente a esta red y más de 3.500 vagones de 5.000 están debidamente equipados.

Maxima Telecom fue elegida en 2013 tras un proceso difícil: ninguno de los grandes operadores rusos de telefonía móvil se presentó al llamado a ofertas por considerar las condiciones inviables.

Gaceta Mercantil

Comentarios