Mientras los equipos de rescate tratan de salvar a los heridos y atrapados en la formación accidentada en Once, los trenes del servicio local del Sarmiento llegan a la estación Miserere de la línea A utilizando las dos vías. Piden la renuncia del secretario de transporte Juan Pablo Schiavi.

 Una formación del servicio urbano del ferrocarril Sarmiento, concesionado a la empresa Trenes de Buenos Aires, chocó esta mañana contra el paragolpes de la estación Once.  De acuerdo a la información brindada hasta el momento por la Policía Federal hay 49 muertos, 550 heridos y 120 atrapados entre los coches que se montaron uno sobre otro por el impacto.  

Mientras los rescatistas trabajan en la estación Once, el servicio local del Sarmiento utiliza como cabecera las dos vías de trocha ancha de la estación Plaza Miserere de la línea A.  Allí se vive una situación de colapso por la cantidad de pasajeros que la estación debe absorber sin que su infraestructura está preparada para ello.

Versiones sobre las causas del incidente dan cuenta de que la formación siniestrada se quedó sin frenos, lo que apunta por enésima vez al pésimo estado de mantenimiento de los coches que TBA opera en las líneas Sarmiento y Mitre.  A esto debe sumarse el deficiente estado de las vías (amén de renovaciones parciales), señales y estaciones en diversos puntos de los ramales a cargo de TBA, a la que en diciembre el Estado nacional encargó la corrida del tren Pilar-Apóstoles (Misiones) en reemplazo de “El Gran Capitán” en conjunto con “El Tren de los Pueblos Libres” al Uruguay.  A partir de lo ocurrido hoy, rumores indican que el secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi podría renunciar.

 

 

Comentarios