Las autoridades porteñas señalaron que sin la ley que los transfiere a la Ciudad peligra el servicio de subtes. En respuesta, el vicepresidente primero de la Legislatura convocó a una sesión extraordinaria para tratar el proyecto el próximo miércoles a las 11.

El jefe del gobierno porteño, Mauricio Macri, señaló que si la Legislatura no aprueba antes de fin de año el proyecto que regula el traspaso de la red de la órbita nacional a la Ciudad, “la Nación sigue siendo responsable como hasta ahora” de los subtes. 

Luego de que los jefes de los bloques del macrismo y de la oposición acordaron postergar el tratamiento de la ley, el vicepresidente primero de la Legislatura, Cristian Ritondo, puso fecha a diputados. Será el próximo miércoles, a las 11, momento en que espera que debatan la transferencia del subte.

“Enviamos un proyecto que tiene en cuenta un compromiso que tenemos que es mejorarle el servicio a la gente. Necesitamos ese instrumento si no, no habrá traspaso, no podemos aceptar ningún servicio nuevo en la ciudad sin el aval de la Legislatura”, expresó Macri.

“Si la Legislatura no acompaña el traspaso del servicio, a partir del 1° de enero está en riesgo el servicio”, coincidió la vicejefa de gobierno, María Eugenia Vidal. Era un claro mensaje para los legisladores porteños, que aún no lograron un consenso para votar el traspaso.

En la última sesión ordinaria del año, la Legislatura aprobó el presupuesto, pero no pudo poner sobre tablas la discusión por el subte. Sin la norma que lo habilita, el Ejecutivo de la Ciudad no podrá hacerse cargo de la administración del servicio, pero al calendario le quedan dos semanas.

Las negociaciones de gobierno de la Ciudad son muy complejas. El kirchnerismo pide un aval para propuestas del gobierno nacional como moneda de cambio. Y el consenso parece estar cada vez más lejos. “Sin una ley que autorice al Ejecutivo a hacerse cargo del servicio, el gobierno no puede asumir el control de los subtes, más allá del financiamiento”, explicó Vidal, al participar de la ceremonia de egreso de los cadetes de la Metropolitana.

“Hay que entender que nuestra propuesta no limita el derecho a huelga”, agregó Vidal en referencia al artículo resistido por los metrodelegados que establece que los empleados de la red deben garantizar la prestación del servicio de transporte pese a cualquier eventual medida de fuerza sindical. En consecuencia, sólo quedan dos semanas para el tratamiento de la ley. “Si la Legislatura no acompaña el traspaso del servicio, a partir del 1° de enero estará en riesgo el servicio”.

Comentarios