La concesionaria dejó de publicar las frecuencias de las líneas de Subte. Los tiempos ya no se cumplían desde la remoción de 25 formaciones por el conflicto del traspaso.

En un acto tal vez de sinceridad, la concesionaria Metrovías dejó de informar las frecuencias de las líneas que hasta antes del recrudecimiento del conflicto del traspaso se cumplían al menos en un alto porcentaje. Pero ante la crisis financiera de la empresa, se han quitado de servicio 25 formaciones de distintas líneas y las frecuencias ya no se cumplían de acuerdo a lo estimado.

Habitualmente la empresa, a través de su circuito cerrado de televisión y mediante su página Web, informa las frecuencias entre tren, correspondientes a cada línea de Subte, y las actualiza de acuerdo a los horarios pico y no pico, como así también en días hábiles y no hábiles.

En el resto de los medios informativos, como los paneles digitales de las bocas de estación, la información se limita a notificar si la línea presta servicio normal, limitado o interrumpido. Esta metodología es la que ahora se ha aplicado también al resto de los medios, quitando los minutos de tiempo de espera entre tren.

No es la primera vez que la concesionaria retira la información de frecuencias. A principios del 2007, en plena crisis energética, el Gobierno nacional le había solicitado a Metrovías reducir frecuencias en el Subte para ahorrar energía. En ese entonces la concesionaria removió las frecuencias de sus servicios de información. Recién volvieron a fin de ese año, cuando se normalizaron los suministros.

Comentarios