Desde la concesionaria indicaron que tienen un déficit financiero de 100 millones de pesos. Indican que se debe al aumento tarifario dispuesto por el Gobierno porteño, que provocó una baja en la demanda del Subte. y al recorte de subsidios de parte del Gobierno nacional.

 La situación financiera en la que se encuentra el Subte desde enero parece no tener una solución a corto plazo.  El paro convocado por la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro (AGTSyP) en la mañana del jueves puso de manifiesto la delicada situación que estaría atravesando la concesionaria Metrovías.  

Según informó el sitio La Política Online, el aumento tarifario dispuesto por el Gobierno porteño en enero para cubrir el porcentaje de subsidios que le tocaba afrontar la Ciudad tras la firma del Acta Acuerdo provocó una merma del 10% en la demanda del Subte.  Desde Metrovías indicaron a dicho portal que la recaudación por boleterías hasta el momento no alcanza a cubrir la baja en la cantidad de pasajeros transportados.   “Hay una merma que es responsabilidad de la Ciudad y otra del Gobierno nacional, porque además, al estar más caro el boleto, los subsidios son menores. Nosotros estamos trabajando con responsabilidad pero pagamos más de 25 millones de pesos por mes y abril vamos a estar 100 millones abajo”, señalaron a LPO desde la concesionaria.

A esto debe sumarse que, al ser más elevada la tarifa, el Gobierno nacional aporta en consecuencia menos subsidios de los que se había comprometido en enero.  Según el diario Clarín, en lugar de los 30 millones mensuales pactados a principios de año, la Nación sólo gira 15 millones a Metrovías guardando la otra mitad en una cuenta especial para destinarlo a obras.  Tal como consta en el Acta Acuerdo, si mediare un incremento tarifario el excedente de subsidios debe reservarse de dicha manera.  

Este esquema implica que Metrovías no recibiría el flujo de caja necesario para hacer frente a todas las obligaciones que implican mantener la red en funcionamiento como abonar los sueldos de los trabajadores en la fecha habitual o negarse a convocar a paritarias, que podrían desembocar en un aumento salarial que nadie sabe quién afrontará.  No obstante el Grupo Roggio, controlante de Metrovías, habría llegado a un acuerdo con el Gobierno nacional para que este libere fondos adeudados en concepto de obra pública a cambio de un compromiso de la empresa de pagar los sueldos del Subte por seis meses, informa LPO.  Aún asi desde Metrovías advirtieron que “viene funcionando así en el transporte pero tiene que haber una solución en corto plazo. Sino esto en algún momento va a explotar”

Comentarios