Metrovías se opone a la extensión del horario del Subte

La operadora de la red se manifestó en contra de ampliar el horario de funcionamiento del servicio debido a que por la noche se realizan obras de mantenimiento de material rodante e instalaciones fijas. Además, aseguran que la demanda no justifica la prestación del servicio. Sin embargo, el Urquiza funciona las 24 horas de lunes a sábados.

El Subte porteño es uno de los metros latinoamericanos que más temprano termina sus operaciones. Sólo otras tres redes (Caracas, Lima, Medellín y Valparaíso) cierran a las 23 horas, mientras que las redes de las ciudades más importantes, como México DF, San Pablo, Río de Janeiro o Santiago de Chile, dejan de funcionar entre una y dos horas más tarde.

A raíz de la publicación en el día de ayer de una nota sobre esta situación en enelSubte.com, Metrovías envió a este medio una comunicación en la que justificó el horario de servicio acotado. De acuerdo con esa misiva, el actual horario está derivado del que fuera adoptado en diciembre de 1988 (en las postrimerías de la presidencia de Raúl Alfonsín) debido a la grave crisis energética que entonces sufría el país.

Una de las razones citadas por la empresa operadora para mantener el actual diagrama es la realización de obras y tareas de mantenimiento, tanto en las instalaciones fijas como en el material rodante. Según afirma la empresa, “más de 500 trabajadores” cumplen tareas en horario nocturno, realizando “mantenimiento de vías, catenaria, luminarias, subestaciones de energía, bombas de desagüe, sistemas de ventilación forzada, revisión de material rodante, y limpieza profunda de estaciones”.

Además, de acuerdo con la empresa, hay una demanda insuficiente para justificar el horario extendido: “La experiencia internacional y local muestra que los servicios nocturnos no son muy demandados por los pasajeros. En el caso de Buenos Aires, el 80% de sus usuarios utiliza al Subte por motivos laborales y eso explica la caída de pasajeros en los primeros y últimos tramos del servicio semanal y los fines de semana”, explica un vocero de la compañía.

Sin embargo, cabe recordar que otro servicio operado por la misma Metrovías (la línea Urquiza) funciona las 24 horas del día de lunes a sábados, aunque con menos servicios durante las horas de la madrugada.

Otra de las razones esgrimidas es que debería modificarse “el esquema laboral actual […] para todo el personal de operaciones (tráfico, estaciones y mantenimiento)”.

La empresa recordó además que el Subte comienza su servicio a las 5 de la mañana, más temprano que otras redes latinoamericanas, por lo que deben despejarse las vías a las 4. Sin embargo, cabe señalar que a pesar de que cierra a la misma hora que el Subte, el Metro de Medellín comienza a correr a las 4:30. El Metro de México DF comienza a funcionar a la misma hora que el Subte pero cierra una hora más tarde y el Metro de San Pablo (que termina a las 0 en días hábiles y a la 1 los sábados) arranca a las 4:40.

Por último, Metrovías aludió a la inviabilidad de un servicio de 24 horas como el que se presta en Londres los fines de semana, asegurando que no están dadas las condiciones de infraestructura para brindar un servicio de esas características en Buenos Aires. No obstante, cabe recordar que ninguno de los proyectos actualmente en danza (ni el del diputado Ferraro ni el de la Defensoría del Pueblo) contempla tamaña propuesta, sino que simplemente exigen que la red termine su servicio algunas horas más tarde.

Comentarios