La demora registrada en el pago de salarios al personal recibió de parte de Metrovías una inesperada explicación: la empresa atraviesa "serias dificultades" financieras a pesar del aumento del 127% en la tarifa. Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) informó que podría quitarle la concesión cuando se renegocie el contrato en abril.

Según un artículo del periodista Alejandro Bercovich publicado en el diario BAE, Metrovías alegó atravesar “serias dificultades” financieras tras el traspaso de la red de Subtes a la Ciudad.  Desde la empresa del Grupo Roggio se cursaron durante la semana pasada varios correos electrónicos hacia los delegados gremiales en los que se explicaba que se estaba realizando “un importante esfuerzo para asegurar la disposición de los haberes en tiempo y forma”.  Sin embargo, el dinero de los sueldos recién apareció ayer cuando lo normal es que se deposite el dia 2.

Desde la Asociación Gremial de Trabajadores de Subte y Premetro, (AGTSyP), dieron otra versión de lo que ocurre en el Subte.  El vocero de la Asociación, Enrique Rossitto, dijo que “los rumores fueron fogoneados por la propia empresa. Empezaron a hacernos llegar el mensaje de que por haber abierto los molinetes en rechazo al tarifazo nos iban a pasar una factura. Cuando llegó el 2, que suele ser el día de pago, la plata no apareció”.  

El sindicato desconfía de la explicación de Metrovías.  El dia anterior a que se implementara el aumento de tarifas, la recaudación de boleterías fue entre diez y quince veces superior a lo habitual gracias a los pasajeros que buscaban comprar boletos a $1,10.  A esto debe sumarse que durante la segunda mitad de enero la empresa cobró los pasajes a $2,50 sin que se registrara una merma significativa en la cantidad de pasajeros transportados.  El año anterior, tal como informó enelSubte.com, Metrovías había repartido ganancias por casi 150 millones de pesos provenientes de los resultados del ejercicio 2011 -36 millones de pesos- y de una “reserva facultativa” de 114 millones acumulada durante 2010 gracias a los subsidios que recibía de la Nación.  

¿El fin de Metrovías?

La “crisis financiera” que dice atravesar Metrovías podría agotar la paciencia de Subterráneos de Buenos Aires (SBASE), que a partir del 1 de enero es la encargada de controlar el servicio y a la concesionaria.  Desde la empresa estatal aseguran que Metrovías es “muy ineficiente”.  En el Gobierno porteño comentaron al diario BAE que “desde SBASE nos dicen todo el tiempo que Roggio es muy pero muy malo como operador. Hacen todo mal, no devuelven una sola pelota”.  

En abril debería comenzar la renegociación del contrato con Metrovías, aún en manos de la Nación pero en proceso de traspaso a la Ciudad.  En ese sentido se manifestó Juan Pablo Piccardo, presidente de SBASE, días atrás cuando explicó que hay que “volver a analizar qué contrato queremos para la Ciudad” y se preguntó “si buscamos que la empresa concesionaria del servicio mire al Estado como su cliente o que mire a los usuarios”.

 

Frente a la posible quiebra y salida de Metrovías, ¿qué debe hacer el GCBA?

Comentarios