El grupo Roggio emitió un comunicado para desmentir la acusación de "irregularidades" económicas que la entidad de seguridad social realizó ante la Comisión Nacional de Valores

La Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) denunció ante la Comisión Nacional de Valores (CNV) a Metrovías por haber firmado contratos con compañías que “también son propiedad del grupo Roggio”, concesionaria del servicio del subte.

La acusación apunta que se detectaron “irregularidades en el manejo de la empresa Metrovías SA, basándose en contratos de la compañía con otras firmas del grupo Roggio”.

Al respecto, la compañía rechazó la denuncia y recordó que se “ha informado oportuna y debidamente cada una de sus decisiones en esa materia, tal como lo exigen las normas de transparencia e información que deben cumplimentar todas las empresas listadas en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires”.

“Todas las operaciones relacionadas con la información requerida por el organismo previsional han sido debidamente reflejadas en los estados contables de la empresa y las mismas se han concretado como si se tratara de operaciones entre partes independientes no vinculadas”, argumentó Metrovías a través de un comunicado.

La compañía se puso “a disposición de las autoridades competentes” para facilitar “toda la información requerida”.

Comentarios