Metrovías pide “redoblar los esfuerzos” a sus cuatro mil empleados

Mediante un comunicado interno difundido a sus más de cuatro mil empleados, la empresa pide "un cumplimiento adecuado de los deberes y responsabilidades" en "beneficio de los usuarios del Subte".

SE INICIA UNA NUEVA ETAPA EN EL SUBTE

Hace pocos días comentamos nuestra visión sobre la etapa iniciada con la transferencia de los servicios del Subte y el Premetro al ámbito de la Ciudad de Buenos Aires.
Como dijimos, nuestros equipos técnicos están programando un servicio de calidad, y para concretarlo deberemos redoblar nuestro esfuerzo. Estamos seguros de lograrlo, y mejorando sostenidamente el servicio también se beneficiarán nuestros trabajadores. Para alcanzar esta meta se requerirán inversiones importantes y nuevos procesos operativos, pero éstos no resultarán suficientes si no focalizamos nuestro desempeño laboral en la prestación de un servicio de calidad, eficiente y seguro, y una correcta atención a los pasajeros.

Mejorando el servicio cumpliremos con los fines compartidos previstos en nuestros convenios colectivos, en los que empresa y trabajadores nos comprometimos a satisfacer efectivamente los requisitos propios de la condición de servicio público del Subte y el Premetro. Un buen desempeño laboral requiere, en primer lugar, un cumplimiento adecuado de los deberes y responsabilidades que derivan de la legislación laboral, los Convenios Colectivos de Trabajo, los reglamentos e instrucciones operativas y de servicio, y las instrucciones impartidas por jefes y supervisores durante la gestión cotidiana. Estos deberes laborales representan obligaciones concretas, algunas de las cuales creemos conveniente recordar puntualmente:

• Realizar los mayores esfuerzos para garantizar la prestación y puntualidad del servicio en condiciones seguras.
• Atender correctamente al usuario del servicio.
• Custodiar y administrar con criterio los bienes y valores, en particular aquellos confiados para el cumplimiento de la función.
• Cumplir los horarios de la jornada de trabajo, con puntualidad y asistencia regular, avisando con la antelación del caso a su superior jerárquico de no poder asistir por razones de fuerza mayor.
• Registrar correctamente el ingreso y egreso a través de los procedimientos establecidos por la Empresa.
• No hacer abandono de servicio o del puesto de trabajo sin previa autorización expresa.
• Cumplir las normas del reglamento operativo, de seguridad operativa, instrucciones de servicio, normas de seguridad e higiene en el trabajo y toda norma o procedimiento interno en general.
• Utilizar correctamente los elementos de trabajo, de protección personal, y en general las herramientas, elementos y útiles provistos por la Empresa
• Presentarse a tomar servicio en las condiciones psicofísicas que requiere la función, estando prohibida la ingesta de bebidas alcohólicas durante el servicio, medicamentos no prescriptos, o cualquier elemento que pudiera modificar las condiciones de aptitud.
• Cuidar las instalaciones y bienes de la empresa.
• Cumplir y hacer cumplir la estricta prohibición de fumar en las instalaciones.
• No permitir el ingreso de personas no autorizadas al recinto de la boletería, cabina de conducción e instalaciones en general.
• Cumplir las instrucciones impartidas por supervisores y jefes.
• Preservar la armonía laboral, contribuyendo a un vínculo respetuoso y de colaboración con compañeros de trabajo y superiores jerárquicos.
• En el caso de quienes supervisan equipos de trabajo, verificar el cumplimiento de normas y objetivos, y promover el crecimiento personal, profesional y el adecuado desempeño de los
trabajadores a su cargo.
Si todos cumplimos nuestros compromisos, el Subte será, cada vez más, el mejor medio de transporte de la Ciudad de Buenos Aires.

Metrovías

Comentarios