Todas las erogaciones fueron a empresas que integran el Grupo Roggio.

Mientras el gobierno porteño se prepara para el debate parlamentario que concretará el traspaso del subte a la Ciudad, un estudio sobre los últimos balances de Metrovías reveló que la concesionaria del grupo Roggio incrementó en más de 20 millones de pesos los pagos a tercerizadas del mismo conglomerado, aumento que explica en su totalidad el déficit operativo de 19 millones que exhibió en el tercer trimestre del año. Para peor, una de las tercerizadas es Metronec, la compañía que explota el alquiler de locales y la cotizada publicidad en las estaciones a cambio de un canon que quedó atrasado por la inflación.

Los datos surgen de un informe que elaboró el legislador Rafael Gentili (Proyecto Sur), al que accedió en exclusiva BAE. Del balance al 30 de septiembre, publicado por Metrovías el 19 de noviembre último, se desprende que los pagos a tres empresas aumentaron de 7,7 millones a 28 millones de pesos. Se trata de Prominente, Benito Roggio Ferroindustrial y Metronec.

Las tercerizadas ya habían sido denunciadas por Gentili en dos informes este año, como parte de un dispositivo contable del grupo Roggio para que las ganancias derivadas de operar el subterráneo no figuren como beneficios de la concesionaria Metrovías sino de otras compañías bajo su control, que le proveen servicios y asesoramiento no auditados. El objetivo: mantener los subsidios estatales para compensar las pérdidas de la firma madre, haciendo crecer a las empresas satélites.

La compañía Prominente S.A., por ejemplo, ofrece “soluciones en informática y tecnología”. En los primeros tres trimestres del 2011 le facturó a Metrovías 7,5 millones de pesos. En el mismo período del 2012, la cuenta se incremento a $9,6 millones, lo cual engordó el déficit de la concesionaria en más de dos millones.

El caso más llamativo es el de la comercializadora Metronec, que explota la publicidad y los locales comerciales. Varios legisladores de distintas fuerzas porteñas acusan al Grupo Roggio de cobrarle menos de lo conveniente como canon por los derechos de explotar los deseados alquileres y vitrinas comerciales. Pero en el último balance, además, consta que la empresa le facturó $12,3 millones a Metrovías, sin detalles sobre los servicios que le habría prestado.

La factura de Benito Roggio FerroIndustrial también se disparó exponencialmente. En los primeros nueve meses del 2011, la compañía le cobró sólo $142.000 a Metrovías, mientras que en el mismo lapso de este año el monto ascendió a 6 millones de pesos. “Lo que acá se observa es el vaciamiento que los concesionarios privados realizan a lo largo y ancho de las líneas ferroviarias”, sostuvo Gentili.

El legislador porteño agregó: “El crecimiento de FerroIndustrial evidencia que buena parte de los trabajos de mantenimiento y reparaciones que se deberían hacer en los talleres de Metrovías, con técnicos y trabajadores plenamente capacitados, se hacen fuera de la empresa”.

por DiarioBAE

Comentarios