Hoy se licitaban las obras del subte de Córdoba, pero un proyecto presentado por Roggio a través de Metrovías habría sido el motivo que postergó la licitación hasta julio.

La Secretaría de Transporte de la Nación pospuso para los primeros días de julio próximo la apertura de la licitación nacional e internacional para la construcción de un sistema de subterráneos en la ciudad de Córdoba. El acto, que estaba previsto para la mañana de hoy, se retrasa, según dicen, por un trámite legislativo pendiente: antes del llamado, el Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba debe ratificar un convenio ya firmado entre el intendente Daniel Giacomino y el secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime.

Además de la reprogramación del inicio del proceso licitatorio, ayer trascendió desde la Nación un segundo dato de relevancia: el proyecto que el Consorcio Metro Córdoba –empresas Iecsa, Ghella (Italia) y Alstom (Francia)– presentó como iniciativa privada no es el único en análisis, ya que el Grupo Roggio también elevó a la Nación una iniciativa vinculada con la construcción del subterráneo prometido a Córdoba.

La información fue confirmada por Ricardo Leiva, adscripto a la presidencia de la empresa Roggio, quien explicó que el proyecto fue desarrollado por Metrovías S.A., la firma controlada por el grupo que administra el Subte porteño.

Algunas fuentes consultadas aducen la postergación de la licitación del segundo subte del país a una chance otorgada al grupo cordobés de gran afinidad con la Secretaría de Transporte de la Nación a poder presentar su proyecto antes del proceso licitatorio.

“El Grupo Roggio va a participar de la licitación para la construcción del subte de Córdoba. La obra nos interesa porque se trata de nuestra ciudad y porque la empresa tiene enorme experiencia en el rubro a través de Metrovías, que transporta a 300 millones de pasajeros al año”, indicó Leiva. No obstante, evitó referirse al proyecto técnico sobre el que trabaja la empresa.

Desde la Nación confirmaron que las dos iniciativas prevén los mismos recorridos –uno atraviesa avenida Colón desde Duarte Quirós y empalma por 24 de Setiembre hasta Patria, el otro une la Ciudad Universitaria y la Estación Belgrano de Alta Córdoba–, sólo que el que presentó Roggio atraviesa el Centro en sentido norte-sur por Maipú-Chacabuco y no por General Paz-Vélez Sársfield, como proponen Iecsa, Ghella y Alstom.

En ambos casos, los proyectos superan los mil millones de dólares, aunque la iniciativa del Grupo Roggio sería más costosa, debido a que la traza propuesta supone dos kilómetros más de recorrido. Además, tiene como opción un tercer ramal.

La licitación que proyecta la Nación prevé, luego de haberse barajado distintos montos y tiempos, un plazo de ejecución de cinco años y financiamiento privado a 30 años, aunque aún todo puede cambia

por Andrés Julio Zenobio y La Voz del Interior

Comentarios