Aunque la formación que se detuvo esta mañana se encontraría en condiciones operativas, la concesionaria dispuso no devolverla a servicio hasta identificar las causas de la interrupción.

Según pudo saber enelSubte.com, técnicos de Metrovías se encuentran en estos momentos inspeccionando el estado de la formación que esta mañana quedó detenida entre las estaciones Piedras y Perú tras perder contacto el pantógrafo con la catenaria. Además, según denunciaron pasajeros los coches presentaban complicaciones adicionales, como la ausencia de aire acondicionado. La empresa comunicó a este medio que la formación se encuentra en condiciones operativas, pero por razones de prevención se dispuso no devolverla a servicio hasta haber identificado exactamente qué causó el desperfecto sufrido hace unas horas.

El coche 208 que sufrió esta mañana la avería estuvo detenido más tiempo del habitual en las estaciones anteriores al túnel interestación Perú-Plaza de Mayo. En ese mismo viaje los pasajeros se quejaban del calor a raíz de estar fuera de servicio el aire acondicionado y, al no contar con ventanas por ser una formación casi hermética, la ventilación era escasa. El motorman informó que el aire acondicionado no pudo ser encendido. “Intenté encenderlo varias veces pero no arrancaba” declaró el conductor de la formación a los pasajeros que se acercaban a la cabina cuando el tren se detenía en cada estación.

La evacuación de la formación debió realizarse por la puerta del conductor ya que “faltaban las llaves para abrir las puertas manualmente”. Ocurre que, al detenerse la formación en medio del túnel, la apertura no podía hacerse automática, y los pasajeros denuncian que debieron ser evacuados por una única puerta. Tampoco se utilizó la escalera de emergencia para el descenso de los pasajeros, por lo que la evacuación fue dificultosa.

Comentarios