Metrovías exige 200 millones para reponer 20 formaciones

Luego de que la concesionaria retirara 20 formaciones del servicio por su “crisis financiera”, el gobierno porteño la intimó a para que devuelva dos trenes de la línea H. Pero la empresa respondió negativamente y redobló la apuesta. Si no le pagan unos 30 millones que perdió por cada mes de este año, no dará marcha atrás.

Luego de retirar 20 trenes de circulación de la red de subtes, la empresa Metrovías endureció su postura y exige a los gobiernos de Cristina Kirchner y Mauricio Macri unos 200 millones de pesos para volver atrás con la medida.

A principios de la semana pasada, Metrovías anunció que el dinero que recibe en concepto de subsidios no alcanza para el mantenimiento de los coches y que eso la obligó a sacar formaciones y extender los tiempos de espera. De esta manera, las líneas A, B y C perdieron tres, la D cuatro, la H dos, y el Premetro también dos trenes.

Por esta razón, el gobierno porteño intimó a la empresa para que reponga los dos trenes correspondientes a la línea H. La Ciudad argumentó que el contrato por la operación de esa línea es diferente al que existe entre Metrovías y el Gobierno nacional por las otras líneas.

De todos modos, la empresa del Grupo Roggio no va a dar marcha atrás pese a esa intimación.

“La línea H es igual que la A, la B, la C, la D y la E”, advirtieron a La Política Online desde la empresa, al tiempo que señalaron que no pueden devolverle una formación a una línea y a otra no, puesto que la quita de las formaciones se realizó “equilibrada y proporcionalmente”.

En la firma argumentan que la quita de los 20 trenes responde a una grave “crisis económica y financiera” a la que se sometió la empresa por culpa del frustrado traspaso entre el Gobierno nacional y el porteño, y exigen una suma para normalizar el servicio.

Los 200 millones

Desde la empresa sostienen que luego de la firma del Acta Acuerdo del 3 de enero para el traspaso del subte a la Ciudad, los 60 millones de pesos mensuales en concepto de subsidios debe ser aportado en partes iguales por el gobierno Nacional y por el gobierno porteño, es decir que cada jurisdicción debe aportar 30 millones de pesos mensuales.

“Metrovías recibe en forma directa del Gobierno nacional unos 14 millones de pesos mensuales y los otros 16 millones de pesos son depositados en una cuenta fiduciaria en el Banco Nación”, a la que sólo tiene acceso la Ciudad. Como el gobierno de Macri rechazó el traspaso, Metrovías no puede acceder a esos fondos.

En tanto que para cubrir sus 30 millones, el Gobierno de la Ciudad aumentó la tarifa a $2,50, aunque por ese $1,40 adicional, Metrovías recauda alrededor de 22 millones de pesos mensuales, lo que lo deja 8 millones de pesos debajo de los 30 que esperaba recibir. En la empresa sostienen que con el aumento de la tarifa se perdieron ingresos por la venta de pasajes, ya que en promedio hubo una caída de un 20% de pasajeros diarios, una suma equivalente 8 millones de pesos mensuales aproximadamente.

Es decir que entre los 16 millones que no puede sacar de la cuenta del Banco Nación, más los 8 que no llega a cubrir el aumento de la tarifa dispuesto por Macri y los 8 por la caída de la cantidad de pasajeros, Metrovías sostiene que desde que empezó el 2012, perdió 32 millones por mes, lo que a esta altura del año significa una suma que ronda los 200 millones de pesos.

Se vienen más conflictos

El panorama de “crisis económica y financiera” amenaza con agudizarse en las próximas semanas. Es que en los primeros días de agosto vence el período de tregua acordado en mayo con la Unión de Tranviarios Automotor (UTA).

El gremio de Roberto Fernández, aceptó entonces un “parche” propuesto por Metrovías por unos 60 días en búsqueda de la “paz social”.

El parche consistió en que los trabajadores de categoría 1 y 2 percibieran $1200, los de 3 y 4 recibieran $1100; los de categoría 5 $1000 y los de 6,7 y 8 percibieran $900 pesos más, entre mayo y junio. Pero ya desde entonces adelantaron que en agosto insistirán con un aumento del 30 al 35 por ciento.

Al momento de firmar la tregua con Metrovías, la UTA esperó que en agosto el conflicto entre Nación y Ciudad estuviera finalizado. Lo que parece improbable a una semana de que empiece el octavo mes del año.

por lapoliticaonline.com

Comentarios