La empresa emitió un comunicado donde confirma que pidió la intervención de la cartera laboral ante un nuevo paro del servicio. Asegura que la medida de fuerza afectó a más de 200 mil usuarios

Según el comunicado, la empresa “intentó brindar un servicio bajo un cronograma de emergencia con personal capacitado y con licencia habilitante, garantizando las máximas condiciones de seguridad”.

Sin embargo, “un grupo de ex delegados interrumpió la libre circulación de las formación cortando las vías”. Ante esta situación, Metrovías “reiteró su denuncia ante el Ministerio de Trabajo para que declare ilegal la medida de fuerza”.

“Esta medida se lleva adelante en el marco de un conflicto que, en las últimas semanas, se agudizó a partir de un conjunto de medidas de fuerza que implicaron la manipulación de molinetes, el paro del servicio en reiteradas oportunidades y el corte de vías para impedir que se preste un servicio público esencial para la Ciudad”, indica el comunicado.

La empresa concluye con un llamado a “la reflexión para que no se utilice al Subte como un instrumento de presión política” y lamenta “los inconvenientes que injustamente sufren los usuarios del Subte afectados por este conflicto gremial”.
 

Comentarios