En difusión interna, la concesionaria informó de nuevos trabajos en la red. Las tareas de pintura en las líneas A, B y D terminarán en agosto. El próximo mes de abril se extenderán a las líneas C y E. Se trabaja en el ploteo de más coches y se encaró reparación de las bocas de Diagonal Norte.

La concesionaria Metrovías anunció mediante un comunicado interno la realización de obras de acondicionamiento general, puesta en valor de estaciones y coches y mantenimiento. Entre ellos se han encarado trabajos de pintura en 24 estaciones de las líneas A (durante su cierre en el pasado verano), B y D. En estas últimas dos líneas cabe destacar el reemplazo de las antiguas coloraciones en tonos ocre y azul oscuro por pintura blanca. Dichos trabajos llegarán a su fin en el mes de agosto y se encuentran ejecutados por contratistas de SBASE. En las líneas C y E, mientras tanto, las tareas comenzarán en el mes de abril, teniendo prevista su finalización en el mes de octubre.

Destaca asimismo la incorporación de 160 nuevos tachos de residuos, nuevos dispositivos de iluminación e instalación de ventiladores en la línea A que servirán, al menos en parte, para disipar el calor generado por los equipos de aire acondicionado de los coches CNR.

Asimismo se informó la reparación y puesta en valor de las bocas de la estación Diagonal Norte de la línea C, que incluyó trabajos de reparación de superficies, pintura de las bocas y barandas, limpieza profunda y remoción de stickers y pegatinas. Dicho trabajo estuvo a cargo del área de Mantenimiento de Instalaciones Fijas.

La operadora afirmó también que se encuentra trabajando en el ploteo de coches que incluirá la realización de una limpieza profunda en los mismos antes de su puesta en servicio, lo que permitirá mejorar su presentación, en un momento en el que una gran parte de la flota se halla cubierta por graffitis. Dicha modalidad, que consiste en la aplicación de una cobertura vinílica adhesiva sobre los trenes de la red comenzó a implementarse en el año 2011 en los coches Mitsubishi de la línea B, lo que implicó el reemplazo de sus clásicos colores rojo y blanco por el amarillo y gris del esquema institucional de Metrovías.

Comentarios