Metrovías afirma que separó a los involucrados en la presunta estafa

Metrovías informó que seis empleados de la empresa fueron separados de sus tareas en el marco de la investigación por presuntas estafas con planes de vivienda. Un delegado fue agredido y amenazado anoche, aparentemente por denunciar la maniobra. Hubo paro de una hora en solidaridad en la línea C.

Metrovías emitió esta mañana un comunicado en el que informó que los seis empleados de la empresa que estarían involucrados en una presunta estafa a trabajadores del Subte “fueron separados precautoriamente de sus funciones hasta tanto se determinen las respectivas responsabilidades”.

La empresa se deslindó de la estafa denunciada: explicó que no ofrece ningún tipo de planes de adquisición de viviendas y que esto se comunicó de inmediato a todo el personal una vez que surgieron las primeras consultas, abriéndose un proceso de investigación interna.

Asimismo, confirmó que “se encuentra a total disposición de la Justicia para colaborar con el esclarecimiento de la situación”, que afectaría a unos 350 empleados según la denuncia realizada por el legislador José Cruz Campagnoli.

Breve paro en la línea C

La línea C de Subte estuvo interrumpida esta tarde por una hora (entre las 15 y las 16) debido un paro convocado en solidaridad con la agresión sufrida por el delegado Federico Borgo, quien, denuncian, fue golpeado y amenazado con una pistola en la noche de ayer en el marco de un “apriete”. Los sindicalistas vinculan el hecho a la denuncia por la presunta estafa de las viviendas, en las que estaría involucrado el personal de Metrovías que fue apartado de la empresa.

Comentarios