La empresa aseguró que el accidente del pasado viernes en el Taller San José se debió a un mal procedimiento del empleado. El trabajador se recupera favorablemente tras las heridas que le provocó la descarga eléctrica.

En comunicación con este medio, fuentes de la concesionaria Metrovías dieron precisiones al respecto del accidente ocurrido el pasado viernes en el Taller San José, que motivó esta tarde un comunicado por parte de la mesa directiva del gremio.

El operario afectado, perteneciente al área de material rodante, se encontraba desempeñando sus tareas habituales de mantenimiento en una formación Nagoya estacionada en el taller antedicho, cuando en medio de una “maniobra indebida”, no autorizada por el supervisor y no contemplada dentro de las tareas que tenía asignadas, tocó con su mano izquierda el seccionador de alta tensión con la formación energizada.

Desde Metrovías destacaron que la formación tenía corriente debido a que era lo correspondiente para las tareas que se encontraba desempeñando. La negligencia del empleado provocó que automáticamente recibiera una tensión equivalente a 1500 voltios.

El trabajador, que sufrió heridas en su brazo izquierdo, se encuentra internado en condición estable y recuperándose favorablemente

Comentarios