Metrodelegados mantienen el paro y se cumplen 10 días sin servicio

No recibieron respuestas concretas ni de Ciudad ni de Metrovías para sellar un acuerdo de mejoras en las condiciones laborales. Reiteraron su rechazo a la conciliación obligatoria, calificaron de "ilegal" la multa y anunciaron que denunciarán al gobierno porteño ante la OIT.

os metrodelegados extendieron esta medianoche por otras 24 horas el paro en las seis líneas subterráneas y el Premetro, en medio de una escalada de tensión entre las autoridades nacionales, de la Ciudad, representantes de Metrovías y los gremialistas.

La medida de fuerza cumple hoy diez días, plazo que hasta ahora nunca antes había ocurrido, dejando como rehenes a casi un millón de pasajeros y miles de trabajadores que se movilizan por la Ciudad. Las principales arterias y las autopistas que conectan con la Capital Federal volverán a estar atiborradas, por lo que se anticipa otra jornada con numerosas complicaciones para el tránsito.

“Nadie de la empresa ni de la Ciudad se comunicó con nosotros en todo en transcurso de la jornada (domingo) por lo que nos vemos obligados a anunciar otro día de paro”, anticipó a Infobae.com el vocero de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP), Enrique Rossito.

Por la tarde, los metrodelegados habían ofrecido una conferencia de prensa en la que explicaron cuál era el estado de situación del conflicto que mantiene paralizado el servicio de subterráneos desde el viernes 3 de agosto, a la medianoche.

En esa conferencia, el subsecretario general de AGTSyP, Roberto Pianelli contó que el pasado viernes estuvieron a punto de llegar a un acuerdo, porque los metrodelegados estaban dispuestos a extender el plazo de la discusión salarial, si les garantizaban algunas mejoras en la cantidad de días de licencia por enfermedad, maternidad y vacaciones, entre otras cuestiones.

El gremialista remarcó que mantienen ese “gesto conciliador” y por eso “hasta las 12 de la noche de hoy (domingo) vamos a esperar que se produzca un llamado para firmar este acuerdo y que mañana haya subtes”, algo que finalmente nunca ocurrió y hoy tampoco habrá subtes.

El que resumió de manera clara cómo se solucionaba esta medida de fuerza fue el metrodelegado Néstor Segovia, quien les envió un mensaje concreto a Mauricio Macri y a la empresa Metrovías: “Tenemos el acta acá, está en manos de ustedes si quieren resolver el conflicto. Y si no quieren háganse cargo, porque los trabajadores no vamos a dar un paso atrás si no conseguimos el aumento y las condiciones de trabajo”.

El gremialista también se refirió a las acusaciones del jefe de Gobierno, quien señaló que los metrodelegados eran un invento del kirchnerismo y algunos estaban en La Cámpora.

Segovia consideró que ese fue “un gesto de debilidad” de Macri. Y apuntó: “Sí, soy militante: estuve ocho años en el MST y hoy en MILES, pero tengo mi independencia política en el sindicato, en el que hay peronistas, kirchneristas, del Polo Obrero… Pero el único objetivo que tenemos es conseguir el aumento del 28% y las condiciones de trabajo”.

“Bajamos al mínimo nuestros reclamos para poder firmar (el acuerdo), pero es evidente que a Macri le conviene este conflicto”, concluyó el sindicalista.

Respuesta a la sanción

El abogado de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP), Luis Ramírez, aseveró ayer que la decisión tomada por el sindicato de rechazar la conciliación obligatoria dictada por el gobierno porteño se debe a que “es una limitación al derecho de huelga”.

Además, expresó que la Subsecretaría de Trabajo porteño, en representación de la Ciudad, “carece de independencia y parcialidad para actuar” en el conflicto.

Por su parte, Ramírez anunció que el sindicato denunciará hoy a la Ciudad ante la OIT y otros organismos defensores de los derechos humanos porque, al sancionar al gremio con una multa de casi cinco millones de pesos, pretende su liquidación.

Comentarios