Delegados de AGTSyP acusan a Metrovías y al gremio liderado por Roberto Fernández por frenar los servicios y ocasionar demoras en todas las líneas. El conflicto es por la Bolsa de Trabajo y las incorporaciones de personal.

Desde hace varias semanas los Metrodelegados vienen reclamando por los puestos de trabajo, para que se otorguen en base a la metodología que incluye a sus familiares, a los jubilados y desempleados.

“No hay conflicto gremial”, advirtió Christian Paletti, delegado de la Línea C, en cuyo taller habían comenzado las protestas por los trabajadores incorporados “en connivencia entre la UTA y Metrovías”.
 
“Hace un par de días, una semana, comenzamos los reclamos para que ingrese la gente que corresponde, pero la UTA metió la gente propia y, ante la denuncia desde AGTSyP, quedaron en evidencia, por lo que decidieron hacer este lockout patronal”, señaló Paletti a este medio.
 
Si bien hasta el momento no hay conflicto gremial, las líneas se encuentran demoradas por la presencia de “matones de la UTA” -tal como los definen desde Metrodelegados- y de la empresa, que se apostan en las vías. Además, acusan a Metrovías de sacar trenes de circulación para generar molestia en los pasajeros con los trabajadores del subterráneo.
 
“Si la situación continúa sí vamos a entrar en estado alerta y movilización”, advirtió Paletti.  Del mismo modo opinó Roberto Pianelli, secretario general del gremio en Radio América.
 
Si bien desde Metrovías no quisieron emitir declaraciones respecto de lo que consideran una puja intrasindical, advirtieron que los servicios -a excepción de la Línea H- fueron normalizados desde las 10.30 del martes.
 
por minutouno.com

Comentarios