Metro de Madrid anunció una serie de importantes inversiones tendientes a mejorar las condiciones de la red actual. Instalarán tecnología 4G, renovarán el sistema de comunicaciones, reforzarán la seguridad, contratarán más conductores y renovarán la infraestructura de la línea 1, que el próximo año cumplirá 100 años.

El Metro de Madrid anunció en las pasadas semanas una serie de fuertes inversiones tendientes a mejorar la calidad del servicio. Las reformas abarcan desde la refuncionalización de la línea 1 -la más antigua de la red- hasta mejoras en la seguridad, pasando por la instalación de tecnología 4G en toda la red.

OBRAS DURANTE EL VERANO

La empresa anunció la finalización de las obras de la línea 10, que había sido cerrada parcialmente a principios de agosto para la adecuación de unos 5,1 km de túnel entre las estaciones Batán y Tribunal. Aprovechando la limitación de servicio se realizaron tareas de mantenimiento de vía.

A la par, se están ejecutando obras en otras dos líneas: MetroSur (línea 12), entre las estaciones Universidad Rey Juan Carlos y Loranca y en la línea 6, entre las estaciones Puerta del Ángel y Oporto. La reapertura de dichos tramos se realizó a mediados de septiembre, una vez que la capital española retomó su nivel normal de actividades tras la finalización de las vacaciones de verano.

80 NUEVOS CONDUCTORES

Se contratarán un total de 80 nuevos conductores de trenes, con el objetivo de atacar la “endémica falta de servicios que sufre la red”. La situación se había agravado con reciente el despido de 600 empleados, en el marco de las “políticas de austeridad asumidas por la anterior gerencia”.

INVERSIÓN EN SEGURIDAD

El gobierno regional madrileño invertirá 9,5 millones de euros “para mantener y mejorar los sistemas de seguridad y estaciones y trenes” para el período 2015 – 2018. En una reciente visita al Centro de Control de Seguridad del Metro, ubicado en la estación Alto del Arenal, la Presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, explicó que durante 2014 descendieron “más de un 21%” las denuncias por hechos delictivos en el Metro, hecho que atribuyó a “la instalación de 8.432 cámaras de vigilancia en los túneles y los propios trenes” y a la disposición de “1.400 vigilantes de seguridad de Metro y de la brigada móvil del Cuerpo Nacional de Policía”.

TECNOLOGÍA 4G

Otros 200 millones de euros se invertirán para instalar la tecnología 4G en toda la red del subterráneo madrileño y renovar la tecnología de diversos sistemas de comunicación interna del Metro. Se trata de un gran contrato próximo a licitar, que buscará optimizar los servicios ofrecidos a los usuarios, a la vez que mejorar cuestiones operativas.

MEJORAS EN LA FRECUENCIA

El gobierno madrileño tomó nota de las quejas de usuarios por la disminución de servicios practicada durante el verano boreal. La Presidenta de la Comunidad se comprometió a dialogar con los sindicatos “para que el próximo verano las frecuencias puedan mejorar”, aunque argumentó que “el número de pasajeros [durante el verano] también es menor, un 50 % menos que durante el resto del año”.

REFORMA DE LA LÍNEA 1

Cercana a cumplir cien años de servicio, la línea 1 recibirá importantes modificaciones durante 2016. Las obras abarcan, en primer lugar, el hormigonado de bóveda y hastiales con hormigón proyectado. El objetivo es realizar el saneamiento de los túneles y asegurar su impermeabilización. Según se explicó, “debido a las dificultades de obtener hormigón armado durante la Primera Guerra Mundial, los hastiales de los túneles de la línea 1 están construidos en mampostería de granito, mientras que las bóvedas son de fábrica de ladrillo”. Con el tiempo, dicha estructura se ha ido deteriorando, obligando a reparaciones parciales poco efectivas.

En segundo lugar, se reemplazarán las vías montadas sobre balasto por vías en placa de hormigón. Se explicó que si bien esta última resulta más costosa, sus costos de mantenimiento y limpieza resultan más económicos. Esa reforma dará el pie para el reemplazo de la tradicional catenaria flexible por catenaria rígida, similar a la utilizada en otras líneas del Metro de Madrid.

Comentarios