Por las demoras en la obra de la subestación Quilmes y la subejecución presupuestaria, se postergó la inauguración de la extensión a Villa Elisa para febrero de 2017. En tanto, la ampliación del servicio hasta La Plata quedará para el próximo año, pero con fecha aún incierta. Avances en la elevación de andenes.

La extensión del servicio eléctrico de la línea Roca desde Berazategui hasta Villa Elisa, que de acuerdo con las últimas informaciones iba a ser habilitada durante este mes, fue reprogramada para febrero próximo, luego de las vacaciones de verano.

Esto obliga, a su vez, a postergar la llegada de los trenes eléctricos a La Plata (prevista hasta ahora para febrero) para una fecha aún incierta del próximo año. Algunas versiones, incluso, mencionan la posibilidad de que el servicio se rehabilite hacia fines del año siguiente, más de dos años después de la interrupción de las prestaciones.

La principal causa de las demoras es el retraso en la construcción de la Subestación Quilmes, imprescindible para que los servicios puedan llegar más allá de Berazategui con frecuencias aceptables, cuya edificación a cargo de la UTE Siemens – Tesur, comenzó en agosto pasado. Cabe recordar que hasta el momento el ramal se alimenta con corriente que proviene de la Subestación Temperley.

Por esta razón, aseguran, los servicios a Villa Elisa se brindarán con una frecuencia cada 30 minutos, y de allí a City Bell, con una formación cada 45 minutos.

Otra de las posibles explicaciones de los retrasos es la subejecución presupuestaria a la que fue sometida la obra, especialmente durante el primer semestre de este año. Cabe recordar que la totalidad del proyecto de electrificación y modernización del ramal se financia a través de un crédito del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), acordado en 2013 durante la gestión del exministro Florencio Randazzo.

En tanto, continúa la incertidumbre acerca de las posibles fechas de habilitación de los tramos Berazategui – Bosques (tramo cuya suspensión fue evaluada meses atrás por las autoridades para focalizar los esfuerzos en el ramal a La Plata) y Claypole – Bosques.

Pese a este panorama, una parte de la obra que estaba muy demorada parece haberse destrabado recientemente: se ha avanzado en la licitación y adjudicación de la reforma de las estaciones, lo que incluye la elevación de andenes definitivos. Según reportaron fuentes de la obra y medios locales, en los primeros días de enero comenzará a trabajarse en las estaciones Ezpeleta, Hudson, Pereyra y Villa Elisa. Esto significa que, casi con seguridad, el flamante servicio electrificado será inaugurado en estas últimas tres con andenes definitivos.

Otra de las obras que presenta un alto nivel de avance es el viaducto Ringuelet, que ya tiene terminada la vía a Plaza Constitución y presenta un 94% de avance en sentido a La Plata. “La obra civil se encuentra finalizada. Resta concluir la nivelación de vía y posteriormente las pruebas de carga para liberarlo al tránsito. Se estima que la vía estará disponible durante el mes de diciembre”, explicaron funcionarios de Transporte al matutino platense El Día.

El servicio ferroviario entre Plaza Constitución y La Plata/Bosques se encuentra suspendido desde el 7 de septiembre de 2015, cuando se interrumpió la circulación de trenes con el objetivo de agilizar la obra de electrificación y con la optimista promesa de completarla en 90 días. La primera etapa, hasta Quilmes, fue terminada para inicios de diciembre. Sin embargo la puesta en marcha de los servicios se realizó recién en febrero debido a contratiempos en la obra. La segunda etapa, hasta Berazategui, fue habilitada en junio, algunos meses después de lo previsto.

Comentarios